Aeronoticias.com.pe

23102017

Back Noticias Política Nacional "Marcianos" al ataque contra el Cardenal Cipriani

"Marcianos" al ataque contra el Cardenal Cipriani

  • PDF
Compartir

(Aeronoticias) Nuevamente los comunistas (decirles caviares es muy light) vuelven arremeter contra el líder de la Iglesia Católica peruana, Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, intentando mellar su reputación con informaciones tergiversadas, escritas con frezas, como es habitual en esos chalados.

En una lógica insana pretenden mancillar los valores del Cardenal porque “descubrieron” que tiene acciones en Minera Buenaventura y en la Constructora Centenario, por lo que no debería hablar de minería, ni de inversión. Y estos ateos y agnósticos, disfrazados de católicos, interpelan sobre el voto de pobreza. ¡Qué ironía!

Como decía el pensador norteamericano Ralph Emerson “toda violación de la verdad no es solamente una especie de suicidio del embustero, sino una puñalada en la salud de la sociedad humana”.

Por eso, hay que aclarar los libelos. Las acciones no son del religioso, sino del Arzobispado de Lima. La señora Amada Trujillo las donó en el año 2009 y hoy equivalen a un promedio de 7,500 dólares. Y no nos debe extrañar, hay muchos caritativos que donan sus bienes o fortuna a la Iglesia y esta costumbre tiene siglos.

Cabe señalar que El Vaticano recibe donaciones de todo el mundo, además de tener inversiones en instituciones, y las reenvía ayudando a diversas fundaciones de la Iglesia, así como a naciones pobres y a víctimas de desastres naturales. Es importante señalar que la misión fundamental de la Iglesia es también saciar el hambre espiritual de la gente. No hay que ver a la Iglesia como una ONG.

Sobre las acciones en la Constructora Centenario, fueron heredadas de su abuelo, el empresario Rollin Thorne Sologuren, y la administran su docena de hermanos.

La piconería de los perdedores

Esta campaña contra el Cardenal viene luego que los promotores del aborto y de la unión gay fueron derrotados, no solo en el Congreso, sino que igualmente la opinión pública censuró mayoritariamente a los gérmenes de la destrucción de la familia y de la sociedad. Cabe destacar que el Arzobispado de Lima ganó recientemente el premio Effie de Oro por la Marcha por la Vida, que aglutinó a medio millón de personas, el primer premio en Sudamérica para la Iglesia Católica.

De otro lado, debo reiterar sobre el Cardenal Cipriani, porque es bueno mencionarlo una  y otra vez,  su opción preferencial por los pobres evidenciado en el gran trabajo que realizó como Arzobispo de Ayacucho, reabriendo el Seminario Mayor de Huamanga –cerrado 38 años-, defendiendo a la gente del terrorismo, apoyando fuertemente la labor de la Madre “Covadonga”, dándole fuerza espiritual a los ayacuchanos. Construyó casas hogares para huérfanos del terrorismo y se preocupó de su nutrición. Impulsó la formación laboral de la juventud ayacuchana en la restauración, artesanía y servicios turísticos gracias a un Convenio de Cooperación Técnica con el Banco Interamericano de Desarrollo. Incluso la construcción de la carretera Los Libertadores (Pisco-Ayacucho) –que había sido paralizada- fue terminada por gestión de él.

Hay innumerables obras que contar, pero finalizaré mencionando su gran apoyo a los pobladores de Manchay –hay muchas obras allí-, la edificación de una nueva Iglesia en Pisco (la anterior fue destruida totalmente por el terremoto) la construcción de casas prefabricadas para los más necesitados en El Agustino, etc.

Los que critican al Cardenal no lo conocen o no comprenden su labor como defensor de la Iglesia, la familia y la sociedad. Por eso este artículo lo titulé “Marcianos al ataque”, que fue una película norteamericana cómica y de ciencia ficción, cuya característica fue la forma de hablar de los marcianos, una grabación en reverso del graznido de un pato (https://youtu.be/bRb-env7Dx8) y su agresividad irracional contra los seres humanos. Así son nuestros comunistas nativos, graznan y ofenden.

 

 

Compartir