Aeronoticias.com.pe

20082017

Back Noticias Nacional Nacional Extremos dañinos, por Jefrey Buenaventura

Extremos dañinos, por Jefrey Buenaventura

  • PDF
Compartir
Resultado de imagen para con mis hijos no te metas vs minedu

(Aeronoticias).- Nuestra sociedad cada día se torna más compleja y más difícil de comprender a la luz no solo de la ciencia sino también de la razón. El conocimiento sobre la visión del hombre, su capacidad y destreza psicomotora nos lleva a pensar que aún estamos lejos de descubrir ese potencial interior que tiene todo ser humano.

El error no es la teoría ni las ideas sino la forma en cómo el ser humano la expone a diestra y siniestra en un espacio desconocido por muchos o  poco familiar para otros. Desde aquel punto parten premisas a favor y en contra de una u otra idea. Nos hemos acostumbrado al consenso como el resultado casi oficial ante toda forma de duda sin siquiera esforzarnos por redescubrir la raíz de todo el asunto: la realidad.

De modo que, los hechos forman parte de la realidad de la cual somos partícipes. Somos individuos racionales que responden a interacciones reales y sensibles. Ahora bien, nos quejamos de no tomar en cuenta una serie de sucesos que afectan a otras personas pero hacemos poco o nada por hacerlas visibles.

La trata de mujeres, la explotación infantil, el racismo, los abusos sexuales o la homofobia son solo algunos temas que figuran en la lista del olvido y la impunidad, todo esto muy lejos de nuestras políticas educativas pese a tanta denuncia que se realiza año tras año.

Desafortunadamente el “dogmatismo progresista” y el fundamentalismo religioso ha desplazado aquello que se conocía como el espacio del debate y la discusión antes de alcanzar un determinado consenso. Pero lo más grave es conocer que los discursos se han radicalizado desde ambos bandos y siendo justos, tanto las expresiones liberales como las conservadoras han iniciado una guerra sin tregua.

Los extremos son dañinos y se agudiza aún más cuando ninguno cede al diálogo y la concertación. Se agudiza y se convierte en un problema cuando comienzan a llover los insultos, la censura, el rechazo y las burlas, al punto de reducir y caricaturizar la realidad, la misma que hoy ponemos en agenda y que es necesaria de visibilizar para alcanzar soluciones concretas, prontas y sobre todo pacíficas.

 

Foto: Referencial (Perú21)

 

 

Compartir