La garra crema volvió en el Grau

0
10

(Aeronoticias).- Es cuestión de sangre, de casta. Si la realeza la tiene azul, la ‘U’ la tiene crema y rojo. Para demostrar que estás vivo tienes que reaccionar cuando dicen que estás muerto. Remontar un 2-0 que muchos lo dieron por definitivo. Dejar en claro que tu ADN es diferente.

Es cuestión de sangre porque la historia no solo es camiseta. Ya no se gana así. Mientras algunos equipos prefieren el vértigo y otros regalan el protagonismo, esta ‘U’ de Chemo del Solar intenta crear el suyo con un sello que los caracteriza: la garra.

Los cremas empezaron a defender mejor desde hace unas cuantas fechas. La inyección anímica del cambio de técnico y las variantes en el equipo titular hicieron que la ‘U’ se consolide, pero las victorias no llegaban hasta hace dos fechas. Ganar los hizo creer de nuevo en ellos mismos. Pero ayer en el Callao tenían la prueba de fuego del torneo. San Martín, líder del Grupo B de la Copa del Inca, era el rival. Sabían que los santos los podían mandar al diablo de nuevo.

La ‘U’ ahora es un equipo que propone y esa insistencia por ir adelante hace que se descuide en la defensa. Así, mal parados, los agarró el equipo de Julio César Uribe y fue suficiente para ponerse en ventaja. Cuando José Carvallo ya los había salvado en una ocasión, no pudo hacer nada en un contragolpe letal que terminó en una tijera del uruguayo Santiago Silva en el área chica.

Cuatro minutos después una jugada polémica terminó en penal, luego de que Romero agarró a Luis Perea en el área. El mismo colombiano cobró con frialdad para silenciar a todos en el Miguel Grau del Callao. Solo la ‘Muela’ saltaba.

Pero el hincha no dejó de alentar y empujó a su equipo para que logre lo que parecía un milagro. Antes del final del primer tiempo, Werner Schuler descontó de cabeza tras un rebote de Gallese. La esperanza no se fue del puerto, despertó con la garra merengue.

La ‘U’ en cada ataque llegaba con peligro. Edison Flores y Raúl Ruidíaz se las ingeniaron para dejar en ridículo más de una vez a la defensa de los santos. Pero el gol del empate llegó cuando ‘Toñito’ Gonzales rompió líneas y dejó solo a la ‘Pulga’ que con un potente disparo cruzado puso el 2-2 con el que Chemo volvía a sonreír en la banca de suplentes.

Con información de La República.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here