11-S: ¿Cómo afectó a la seguridad en el transporte aéreo?

0
23

(Aeronoticias).- Hasta el 11 de setiembre, volar no era la cosa más sencilla del mundo, pero sí era algo razonable. Te podías presentar en el aeropuerto con un cierto tiempo y un pasaporte, pasaba algunos controles, subías y buen. Pero todo se retorció y complicó hasta extremos imposibles.

Repasamos algunas de las normas que han cambiado nuestra forma de volar estos doce años:


1. Numerosos controles de documentación

En los últimos doce años no solo te exigen el pasaporte en el control de migraciones, sino también en el control de seguridad, en la puerta de acceso al avión y otra vez, al embarcar. Si en algún momento perdemos nuestra tarjeta de embarque o nuestra documentación en algún punto intermedio, seremos protagonistas de un gran problema.

2. ¿Puedo pasar a saludar a los pilotos?

Pues no, desde el 11-S nadie que no sea de la tripulación le está permitido acceder a cabina en vuelo. Todos los aviones que se estrellaron aquel fatídico día, fueron controlados por los terroristas de la misma forma: amenazaron con explosionar una bomba y amenazaron con un cuchillo a un auxiliar de vuelo, hasta que los pilotos les dejaron entrar a la cabina. Una vez allí, los asesinaron y se pusieron a los mandos. Los aviones actuales tiene cámaras de seguridad y las puertas de las cabinas solo se abren si se introduce un código de seis cifras, o si el comandante abre desde dentro.

3. Quitarse los zapatos en el control de seguridad

Tan poca higiénica norma se la debemos a Richard Reid, un británico convertido al islam que escondió en su zapato una bomba que intentó explosionar en un vuelo de Paris a Miami, a finales del 2001.

4. Líquidos en el equipaje de mano

Sí, hasta el año 2006, se podía llevar una botella de agua en el equipaje de mano. O simplemente, se podía llevar un bote de colonia a bordo. Pero todo acabó el día en que el Reino Unido desbarató un plan para atentar en 10 aviones a la vez sobre el Atlántico. Los terroristas querían introducir líquidos explosivos dentro del avión y reventarlos desde dentro.

5. Largas colas en los aeropuertos

Siempre se ha dicho que las interminables colas para poder pasar los controles de seguridad en los aeropuertos se deben a los atentados del 11-S. Es una verdad a medias. La seguridad ha aumentado exponencialmente, pero los recursos han disminuido, aunque parezca una contradicción: cada vez, menos personas trabajan en la seguridad de los aeropuertos y cada vez hay menos policía.

Con información de Revistagq.com

11-S: ¿Cómo afectó a la seguridad en el transporte aéreo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here