Cuarta Sala Penal hizo justicia al condenar al abogado Víctor Girao Alatrista

0
331

La 4ta. Sala Penal de Reos en Cárcel de la Corte Superior de Justicia de Lima que preside el magistrado Carlos Ventura Cueva e integrada por los magistrados Vigo Cevallos, Maria Hernández, dictaron una sentencia histórica condenando a 25 años de prisión a Randy Gómez y a 4 años de prisión a su abogado Víctor Octavio Girao Alatrista, este último por haber aconsejado a su cliente esconder el cadáver de la víctima, Juliana Villacorta García.

Esta sentencia merituó debidamente las pruebas en las que además se condenó a Maria Mercedes Fernández Bernal (4 años) Nancy Rebeca Hernández Malca (4 años) y demostró la valía de estos magistrados que demuestra la excelente gestión de la Corte Superior de Justicia de Lima que preside el Dr. César Vega Vega a través de jueces superiores comprometidos con la verdad y la justicia.

4ta. Sala Penal hizo justicia al condenar al abogado Víctor Girao Alatrista La 4ta. Sala Penal de Reos en Cárcel de la Corte Superior de Justicia de Lima que preside el magistrado Carlos Ventura Cueva e integra por los magistrados Vigo Cevallos, Maria Hernández dictaron una sentencia histórica condenando a 25 años de prisión a Randy Gómez y a 4 años de prisión a su abogado Víctor Octavio Girao Alatrista por haber aconsejado a su cliente a esconder el cadáver de la víctima Juliana Villacorta García.  Esta sentencia merituó debidamente las pruebas en las que además se condenó a Maria Mercedes Fernández Bernal (4 años) Nancy Rebeca Hernández Malca (4 años) y demostró la valía de estos magistrados que demuestran la excelente gestión de la Corte Superior de Justicia de Lima que preside el Dr. César Vega Vega a través de jueces superiores comprometidos con la verdad y la justicia.  Quienes quedaron mal parados son el Tribunal de Honor del Colegio de Abogados de Lima presidido por Fernando Vidal Ramírez e integrado por Jorge Avendaño Valdez, quienes inexplicablemente han permitido que el abogado Víctor Octavio Girao Alatrista siga ejerciendo la profesión, no obstante que el Colegio de Abogados de Lima expidió la Resolución Nº 431-2008-CE/DEP/CAL.

Quien quedó mal parado fue el Tribunal de Honor del Colegio de Abogados de Lima (CAL) presidido por Fernando Vidal Ramírez e integrado por Jorge Avendaño Valdez y Felipe Osterling Parodi y Martín Belaunde Moreyra, quienes inexplicablemente han permitido que el abogado Víctor Octavio Girao Alatrista siga ejerciendo la profesión, no obstante que el CAL a través del Consejo de Ética que presidia la Dra. Rosa Mavila León en la gestión del decano Walter Gutiérrez Camacho expidió la Resolución Nº 431-2008-CE/DEP/CAL, que suspendió al abogado Víctor Girao Alatrista por 5 años en el ejercicio de la profesión de abogado por violar el Código de Ética de los Colegios de Abogados del Perú, al condicionar esta sentencia a su expulsión o suspensión, sin embargo el Tribunal de Honor erró, ya que no tiene nada que ver la ética cuya violación por parte del abogado quejado ya había recibido una resolución que lo apartó de la profesión 5 años con esta sentencia, ya que con el criterio que ha trazado el Tribunal de Ética que preside Fernando Vidal Ramírez, a los abogados primero hay que condenarlos y luego suspenderlos, lo cual no reviste el menor análisis y prueba que el Tribunal de Honor permitió que este abogado continúe ejerciendo por más de un año, y ahora la Cuarta Sala Penal de Reos en Cárcel le da la razón al Consejo de Ética del CAL.
 
Aeronoticias considera que el ilustre Colegio de Abogados de Lima a través de la Dirección de Ética Profesional y el Consejo de Ética deben recabar la sentencia condenatoria y terminar el proceso administrativo restableciendo la plena vigencia de la Resolución del Consejo de Ética Nº 431-2008-CE/DEP/CAL, ya que el Tribunal de Honor en su Resolución planteó que una vez que se expida la sentencia condenatoria, al abogado se le debería aplicar la máxima sanción, que según los estatutos del CAL no es la suspensión por 5 años si no la expulsión, lo que tendrá que evaluarse ya que es grave para la ética de los abogados peruanos que un letrado haya tenido una conducta impropia aconsejando indebidamente a un cliente, a quien lógicamente le ha agravado la pena, transmitiendo una imagen negativa de lo que es la profesión del abogado para la sociedad, lo que exige que también el Consejo de Ética se comporte a la altura de las circunstancias siendo inflexible contra el abogado condenado y también suspendido por el CAL dentro de un contexto en donde extrañamente el jurista Fernando Vidal Ramírez le extendió la agonía ética de ser expulsado, hecho que ahora debería ocurrir.

4ta. Sala Penal hizo justicia al condenar al abogado Víctor Girao Alatrista La 4ta. Sala Penal de Reos en Cárcel de la Corte Superior de Justicia de Lima que preside el magistrado Carlos Ventura Cueva e integra por los magistrados Vigo Cevallos, Maria Hernández dictaron una sentencia histórica condenando a 25 años de prisión a Randy Gómez y a 4 años de prisión a su abogado Víctor Octavio Girao Alatrista por haber aconsejado a su cliente a esconder el cadáver de la víctima Juliana Villacorta García.  Esta sentencia merituó debidamente las pruebas en las que además se condenó a Maria Mercedes Fernández Bernal (4 años) Nancy Rebeca Hernández Malca (4 años) y demostró la valía de estos magistrados que demuestran la excelente gestión de la Corte Superior de Justicia de Lima que preside el Dr. César Vega Vega a través de jueces superiores comprometidos con la verdad y la justicia.  Quienes quedaron mal parados son el Tribunal de Honor del Colegio de Abogados de Lima presidido por Fernando Vidal Ramírez e integrado por Jorge Avendaño Valdez, quienes inexplicablemente han permitido que el abogado Víctor Octavio Girao Alatrista siga ejerciendo la profesión, no obstante que el Colegio de Abogados de Lima expidió la Resolución Nº 431-2008-CE/DEP/CAL.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here