Abogados Llaque, Angeludis y García retardan informe al Consejo de Etica del CAL

0
99
(Aeronoticias).- Durante la gestión del ex decano del Colegio de Abogados de Lima Dr. Walter Gutiérrez Camacho 2008-2009 se le dio la confianza a los abogados Federico Llaque Moya, Julissa Angeludis Tomasini y José Carlos García Guardia de integrar la 17ª Comisión de Investigación Ética que tiene competencia para preparar los dictamenes en los procedimientos contra los miembros de la orden.
 
En la asamblea de noviembre de 2008 la entonces directora de ética profesional del CAL Rosa Mavila León informó en el pleno que el caso de ética más grave era el expediente 094-2008, que se le seguía al letrado Víctor Octavio Girao Alatrista por haber aconsejado a su cliente Randy Gómez a esconder el cadáver de su víctima para que no vaya preso y el crimen quede impune.

El 09 de diciembre de 2008 el Consejo de Ética del CAL suspendió por 5 años el ejercicio de la profesión de abogado a Víctor Girao quien apeló al Tribunal de Honor que preside Fernando Vidal Ramirez quien en una extraña resolución anuló la suspensión para que el procedimiento baje a comisiones para que se encuentren  más elementos probatorios de que el abogado había aconsejado a su cliente a esconder el cadáver.

El caso llegó a la 17ª Comisión de Investigación que integran los abogados  Federico Llaque Moya, Julissa Angeludis Tomasini y José Carlos García Guardia quienes tienen el dictamen desde el mes de julio de 2009, el 28 de enero de 2010 la Cuarta Sala Penal condenó al abogado Víctor Octavio Girao Alatrista a 4 años de cárcel por haber aconsejado a su cliente esconder el cadáver de su víctima y el 14 de mayo este abogado fue sentenciado por el 2º Juzgado Penal de Lima a cargo de la Juez Zonia Pacora Portella a 4 años de cárcel por haberse apropiado ilícitamente de la indemnización de un cliente Pablo Castillo Bardales con el agravante que el abogado Víctor Girao en 1998 no era abogado, ejercía como tinterillo y fundó un bufete con su nombre “Yon & Girao” resultando que Yon era tinterillo y Girao tinterillo y así este último se hizo dar un poder por escritura pública y se apoderó de la indemnización de su cliente.

 
Cabe destacar que la señora July Garcia Paredes madre de la joven asesinada en enero de 2010 Juliana Villacorta Garcia se dirigió al Director de Etica Profesional del Colegio de Abogados de Lima, Dr. Felipe Martin Cabrera Ramos expresando «su queja contra la 17ª Comisión  Etica del CAL» ya que hace más de 10 meses extrañamente tienen pendiente de emitir el informe contra Victor Girao Alatrista para que su denuncia pase al Consejo de Etica Profesional del CAL para que se expida la Resolución correspondiente.
 
El Colegio de Abogados de Lima ya ha merituado la sentencia de la Cuarta Sala Penal de Reos en Cárcel en la que se condenó al abogado Victor Girao Alatrista por haber mal aconsejado a su cliente a esconder un cadáver y ya tomó conocimiento del expediente 096-12-2006 en donde el 2º Juzgado Penal de Lima sentenció por otros 4 años a Victor Girao Alatrista, lo que a juicio de la agraviada July Garcia Paredes «deja mal parado el Tribunal de Honor y al Consejo de Etica del CAL de 2005 que archivó una queja contra Victor Girao interpuesta por el ciudadano loretano Pablo Castillo Bardales que ahora el Poder Judicial le da la razón por ser víctima de una vil apropiación de su indemnización por parte de este mal abogado, sin embargo sigue ejerciendo a vista y paciencia de todo el mundo especialmente de la 17ª Comisión Etica del CAL que ha entrampado su expulsión por retardo. 
 
Aeronoticias lamenta que un abogado que tiene dos sentencias penales y que ambas suman 8 años de cárcel siga ejerciendo la noble profesión de abogado porque la 17ª Comisión de Investigación Ética del Colegio de Abogados de Lima integrada por los abogados Federico Llaque Moya, Julissa Angeludis Tomasini y José Carlos García Guardia tendrían listo su dictamen, pero parece ser “nunca tienen tiempo para firmarlo” y así están dañando al Colegio de Abogados de Lima y a la sociedad que se perjudica porque el Consejo de Ética del Colegio de Abogados de Lima no puede seguir los procedimientos porque existe “un cuello de botella” es decir en este caso la 17ª Comisión de Investigación que esperamos sea cuestionada en la próxima asamblea ya que no es posible que tengamos un Tribunal de Honor genuflexo que en vez de expulsar a antiéticos letrados los protege con rebuscadas resoluciones de nulidad y ahora en vez de separar y expulsar a Víctor Octavio Girao Alatrista por sus flagrantes violaciones a la ética profesional se sigue delatando el proceso administrativo mientras sus víctimas deambulan pidiendo justicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here