Ademas de Thorne, también tienen que ser investigados los responsables de la firma de la adenda del proyecto del aeropuerto Chinchero

0
56

(Aeronoticias) Como se sabe el Fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, ha emitido una resolución fiscal por la cual se investigará » a los que resulten responsables de la firma de la adenda para la construcción del aeropuerto Chinchero que había sido ganada en forma irregular».

Se trata de una investigación preliminar durante 60 días que además del ex ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne, alcanza también a los funcionarios ( unos once) que alegremente estamparon su firme en la adenda con que prácticamente se iba a regalar a la concesionaria Kuntur Wasi el aeropuerto cusqueño Chinchero » a través de una estafa encubierta» como la calificó en su momento el congresista Víctor Andrés García Belaúnde.

Son esos funcionarios y funcionarias , del entorno de PPK, que ahora deben estar asustados por los resultados de la investigación dispuesta por la Fiscalía de la Nación, algunos de los cuales después del fracaso de la malhadada adenda fueron premiados con embajadas y otros puesto de alto rango.

Es de recordar que en esta parte de la historia la presidenta del Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público (OSITRAN), doctora Patricia Benavente, tuvo la ejemplar decisión de no firmar la triste adenda para no comprometer su honor de servidora del Estado, valiente decisión por la que fue nombrada «Personaje del Año 2017» por la Unión de Periodistas de Aviación (UPA).

El caso Chinchero tuvo repercusiones internacionales por el escándalo,  así el diario global español El Pais (14-Marzo-2017) vaticinó la inminente crisis que vendría, entre las cuales figuraba la caída del Ministo de Transportes de la época, Martín Vizcarra, » pese a los esfuerzos del entonces presidente de la república, Pedro Pablo Kuczynski, quien hizo una atrevida jugada al  asumir que la financiación de la obras de Chinchero la haría el gobierno peruano como resultado de la adenda de marras que permitiría a la concesionaria Kuntur Wasi quedarse durante 40 años con todo lo que produzca el aeropuerto internacional de Chinchero.

La tantas veces mencionada adenda pretendía cambiar la figura de una asociación públco-privada a una sólo pública lo que originó toda una tempestad de críticas por parte de   destacados personajes de la prensa especializada, así como juristas que son líderes en temas aeroportuarios no sólo en nuestro país. Y el escándalo aún no ha terminado….

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here