ADEX: Cae exportaci

0
9

Para el presidente del Comité de Confecciones de ADEX, Pedro Gamio, resulta imprescindible que nuestras autoridades tomen las medidas necesarias para evitar que se afecte un sector tan intensivo en mano de obra,

Señaló que se necesita diversificar destinos y en ese sentido México es crucial para que consecuencias no afecten a un subsector intensivo en mano de obra como este.

Afirmó que la situación está "cada vez más fea" no solo porque disminuyeron los pedidos de ese país, sino porque los precios también bajaron.

En junio caída fue de -15%

Aunque hay quienes todavía dudan de las secuelas que podría dejar el enfriamiento de la economía estadounidense en nuestro país, sus efectos negativos empezaron a sentirse en el desempeño de las exportaciones del subsector confecciones, al punto que en junio último registró una caída de -15% en los pedidos provenientes de nuestro primer destino comercial, situación que se repetiría en los próximos meses, con lo que el 2008 cerraría con cifras en rojo, alertó el presidente del Comité de Confecciones de la Asociación de Exportadores (ADEX), Pedro Gamio Palacio.

Explicó que si bien no se cuenta con las cifras de julio, las empresas informaron de un descenso en los pedidos de exportación desde junio pasado, lo que es una clara muestra de lo que está por venir si no se toman las medidas correctivas del caso. "Sabemos que en junio de este año, contrastado con junio del 2007, las exportaciones a EE.UU. cayeron en -15%, y si continúa esa tendencia podría haber una reducción importante a fin de año porque en el primer semestre se ha crecido apenas 4%", mencionó

"Situación fea"

Pedro Gamio afirmó que la situación está "cada vez más fea" no solo porque disminuyeron los pedidos de ese país, sino porque los precios también bajaron, lo que podría originar que no se renueven los contratos a los trabajadores y a todas las pequeñas empresas  que son sub contratadas para algunas labores específicas.  "Ese es un mal síntoma, la situación no pinta bien, sobre todo porque desde septiembre los americanos podrán importar desde China sin restricción de cuotas, lo que también jugará en nuestra contra", afirmó.

Y es que según el sistema de inteligencia comercial ADEX DATA TRADE, si bien en el acumulado enero-junio las exportaciones de confecciones totales registraron un crecimiento de 36%, pasando de US$ 578 millones 882 mil a US$ 786 millones 965 mil, los envíos a EE.UU. presentaron una tasa de crecimiento acumulado de tan sólo 4% (de US$ 393 millones 370 mil a US$ 408 millones 332 mil), situación que empeoró en junio último cuando la caída superó los dos dígitos (–15%).

Recordó que actualmente los envíos de prendas de vestir están concentrados principalmente en EE.UU., (representó el 59% del total en el 2007) y en segundo lugar Venezuela (42%). Debido a esto, las exportaciones de confecciones están expuestas en una mayor medida a la situación económica de esos dos principales mercados, por lo que  resulta imprescindible promover la diversificación de los destinos de las prendas de vestir.

Medidas salvadoras

En ese sentido, para Pedro Gamio resulta imprescindible que nuestras autoridades tomen las medidas correctivas del caso para evitar que se afecte a un sector tan intensivo en mano de obra, el mismo que en la actualidad genera empleo, directa e indirectamente, para más de 500 mil familias y que ante la disminución de pedidos y reducción de precios de venta –como viene sucediendo actualmente– ya comenzaron a sentir las consecuencias del enfriamiento norteamericano.

Indicó que urge que el Perú, a través del Mincetur, acepte la propuesta mexicana en cuanto a exportación de confecciones en la ampliación del Acuerdo de Complementación Económica – ACE Nº 8, que se negocia con ese país, pues, Venezuela, segundo mercado de destino de las confecciones peruanas, no es la panacea a los problemas por cuanto se están registrando demoras en los pagos, lo que impedirá que se consolide como un importante destino de nuestras prendas de vestir.

 Perú debe aceptar propuesta mexicana

"El mercado venezolano está ayudando a afrontar lo que sucede con EE.UU., pero no es suficiente, necesitamos el mercado mexicano. Ahí, falta que el Perú acepte la propuesta mexicana, que propone que se exporte, sin pago de aranceles y sin tope de cuota nuestras confecciones (actualmente en US$ 2 millones). México es un destino muy importante, con 104 millones de habitantes, que tienen una capacidad adquisitiva enorme comparada con la peruana y la de América Latina en general, descontando solo a Argentina y Brasil", detalló.

El representante de ADEX dijo que de aceptar la propuesta del país azteca, podríamos exportar el doble o triple de lo que actualmente se exporta a Venezuela, lo que además supone (al igual que el acuerdo con EE.UU. y Canadá) el uso de los hilados peruanos o mexicanos, lo que ayudaría a los textileros peruanos porque se les tendrá que comprar a ellos para exportar a México.

Finalmente, Pedro Gamio, reiteró que la actual coyuntura estadounidense tiene visos de solución siempre y cuando se entienda que Venezuela y México son dos mercados imprescindibles para los confeccionistas peruanos. "No descartamos que una misión de empresarios peruanos viaje a Venezuela porque es un mercado que se tiene que mantener", concluyó.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here