ADEX: Reducci

0
13

Ante el anuncio del ministro de Economía y Finanzas (MEF), Luis Valdivieso de que se va a reducir la inversión pública en aquellos proyectos que todavía no se ejecutan, el presidente de la Asociación de Exportadores (ADEX), José Luis Silva Martinot, sugirió que esa medida no incluya los proyectos de infraestructura que el país tanto demanda.

Silva  recomendó al ministro Valdivieso analizar detenidamente qué inversiones serán dejadas de lado, sobre todo porque para seguir creciendo es evidente que el Perú necesita una mejor infraestructura que en algunos casos es inexistente.

Acceso a telefonía y servicios básicos

“La mejor forma de que un pueblo muy pequeño o un poblador muy alejado de la capital se sienta integrado al país y pueda, de alguna manera, hacer suyo el crecimiento del que tanto se habla, es mediante el acceso a la telefonía, a los servicios básicos y a las carreteras porque no hay mejor comunicación que el uso de estas vías”, dijo.

Precisó que si a ello se suma las necesidades del sector exportador que requiere básicamente mejores puertos y aeropuertos, además de una mayor capacidad en el ferrocarril central, y vías de acceso en buen estado,  el MEF debería tomar en cuenta todo ello al momento de tomar una decisión como la anunciada.

Por eso, dijo que se debe considerar como de suma importancia saber cuáles son los proyectos que se priorizarán porque el Perú está retrasado en más de US$ 20 mil millones en infraestructura.

Inflación, el problema

Respecto a la inflación, tema que ha preocupado a más de un sector de nuestra economía, José Luis Silva, saludó las medidas que de manera coordinada adoptarán el despacho del Jirón Junín y el Banco Central de Reserva (BCR) para controlar su tendencia alcista, que a la fecha supera el rango meta de entre 1% y 3%.

“Es fundamental la coordinación entre el Ministro de Economía y el presidente del BCR, Julio Velarde, porque a pesar que es importante desacelerar el crecimiento de la economía para evitar que la inflación se dispare, también lo es la necesidad de una coordinación muy fina entre ambas instituciones para evitar que no nos vayamos al otro lado, tal como nos ha sucedido en oportunidades anteriores que pasamos de una época de crecimiento a una de contracción o recesión”, dijo.

Perú seguirá creciendo a un ritmo importante

A pesar de las medidas anunciadas, el presidente de ADEX se mostró confiado en que nuestro país seguirá creciendo a un ritmo importante, sobre todo porque aunque existe la posibilidad de que la inflación pudiera dispararse, la registrada en el Perú es bastante baja si la comparamos con otros países en el mundo.

“Hay que entender que el problema no es el crecimiento del PBI, sino el crecimiento de la demanda interna, porque cuando crece más rápido que la capacidad productiva del país genera inflación.

Pero si todos los años pudiéramos duplicar nuestra capacidad productiva, podríamos crecer a ritmos muy superiores al 10% y no habría ningún riesgo de inflación. El tema está en mantener de alguna manera un crecimiento paralelo de la capacidad productiva y de la demanda interna”, afirmó.

Más en exportaciones

De otro lado, el presidente de ADEX adelantó que aunque semanas atrás su gremio  proyectó que este año las exportaciones cerrarían en US$ 32,000 millones, los resultados positivos de los últimos meses permiten suponer que éstas “podrían dispararse a US$ 33,000 millones e inclusive podrían arañar los US$ 34,000 millones”.

Explicó que las razones se sustentan en un crecimiento positivo del volumen de la mercadería que sale a los diferentes mercados más que a una tendencia alcista de los precios porque en el caso de los commodities se están reduciendo.

“Tener un crecimiento acumulado cercano a 29% no es una cantidad pequeña, sobre todo porque el resto de países crece en índices menores a 10%. Perú es uno de los países que más crece en el mundo y los sector tradicional y no tradicional crecen de igual manera”, añadió.

Tipo de cambio

Sobre la posibilidad de que el dólar se siga depreciando, tal como lo afirman algunos analistas, Silva Martinot sostuvo que quienes esperan que el tipo de cambio se deprecie tienen intereses en el mercado de divisas y les interesa que caiga porque eso les genera una rentabilidad altísima.

“Es gente que busca ganancias para su empresa o para ellos mismos. Da mucho más pena que inclusive sean peruanos que están dentro y fuera del país quienes están ganando miles de millones de dólares a costa del ahorro de cientos de miles o de millones de peruanos. Acordémonos que quienes pagaron la consecuencia de la caída del tipo de cambio de los meses pasados fueron las empresas locales, los ahorristas y los fondos de pensiones. Los perjudicados fuimos todos, por eso sería bueno que a estos señores se le aplique las normas de terrorismo financiero”, concluyó.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here