Adolescente de origen peruano gana competencia mundial de robótica en Estados Unidos

A sus 17 años Diana Nour Omar busca promover la ciencia y tecnología en las comunidades latinas

0
117

(Aeronoticias): Para Diana Nour Omar, el futuro es la robótica, por eso, busca incentivar esta disciplina en más niños y adolescentes de las comunidades latinas de los Estados Unidos. Desde los 7 años empezó a construir robots como jugando y hoy -a los 17 años- es una de las ganadoras del premio FIRST Dean’s List 2022 que se les otorga a los estudiantes que tienen un futuro prometedor en las carreras STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).

Diana Nour Omar nació y vive en Maryland, Estados Unidos pero tiene raíces de Perú y Egipto. Su madre y abuela son peruanas, y gracias a ellas aprendió el idioma, las costumbres y a degustar la rica comida. Si bien todavía no conoce el Perú, anhela algún día visitar Machu Picchu, pero su mayor sueño es compartir todo lo aprendido en robótica con los niños y adolescentes de las zonas altoandinas de nuestro país.

“Si yo pude, ellos también lo lograrán”, comenta a la agencia Andina la estudiante de secundaria del colegió público Mount Hebron en Ellicott City, en Maryland. En la entrevista vía Zoom la acompaña su madre Milagros Harding Gonzales. Ella es enfermera y, desde los 17 años, vive en los Estados Unidos. Allá estudió y formó una familia junto al egipcio Hany Galal Omar. La unión de ambas culturas hicieron de Diana una adolescente orgullosa de sus raíces y de la formación que le dieron desde muy pequeña.

“Es una niña muy disciplinada, le gusta mucho las matemáticas y le va muy bien en el colegio. Desde los 7 años yo veía que ella armaba y desarmaba cosas, en eso se entretenía y entonces buscamos en mi comunidad un programa donde desarrolle ese potencial”, explica Milagros Harding a la agencia Andina.

La robótica es el futuro

En un programa STEM dirigido por mujeres en Maryland, Diana dio sus primeros pasos en la robótica. A los 13 años ingresó al Instituto Tecnológico Johns Hopkins de Física Avanzada (APL),  donde integra un grupo de robótica femenino y ella es la capitana. Sus mentoras son destacadas ingenieras mecánicas y programadoras de los Estados Unidos que, al ver el talento de Diana, la animaron a postular al premio FIRST Dean’s List 2022.

Se trata de una competencia mundial de robótica, que se realiza cada año en el Centro de Convenciones George R. Brown en Houston, y es organizada por First Robotics, una organización fundada por Dean Kamen en 1989, cuyo objetivo es estimular a los jóvenes para que se involucren más en la ciencia y en la tecnología. 

Han llevado a cabo la FIRST Robotics Competition, FIRST LEGO League, FIRST LEGO League Jr., y la FIRST Tech Challenge. Fue en esta última categoría la que ganó Diana. De los 300 finalistas, solo 20 fueron premiados el 22 de abril pasado en Houston.

Durante la competencia, los equipos de robótica ponen a prueba sus habilidades de innovación y trabajo en equipo. En mi nivel, los robots que participan son medianos, todos construidos de metal, plástico y con muchos cables. Se requiere de conocimientos de programación para operar el robot”, explica Diana, en un español que todavía no domina muy bien.

Enseñar lo aprendido

Por estas semanas que se encuentra de vacaciones escolares, Diana enseña a los más pequeños robótica en el Instituto Tecnológico Johns Hopkins de Física Avanzada (APL). Desde las 9 de la mañana hasta las 3 de la tarde comparte su tiempo entre enseñar y aprender más sobre esta disciplina que le ayuda mucho en el colegio y donde también destaca.

“Diana está en el último año de la secundaria y su puntaje del colegio es 4.92 (que es un promedio de 20) y se encuentra en unos de los primeros lugares de la escuela”, comenta orgullosa Milagros. 

Como mamá, Milagros también aconseja a los padres que incentiven la creatividad en sus hijos y siempre busquen lugares donde desarrollen su talento. Así como lo hizo con su única hija Diana. 

Cuando acabe el colegio, Diana quiere prepararse para ser una ingeniera mecánica como lo son sus mentoras del Johns Hopkins. Mientras ese momento llega, quiere seguir promoviendo la robótica y los cursos STEM en las comunidades que menos recursos tienen, como los latinos y los afroamericanos en los Estados Unidos.

“Quisiera que este logro obtenido sirva de ejemplo y más personas nos apoyen para seguir incentivando la robótica aquí en Estados Unidos, pero también en Perú”, concluye.

Fuente: Andina

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here