Aerol

0
10

Las grandes aerolíneas de Latinoamérica atraviesan fuertes turbulencias por los altos precios del combustible, pero hasta ahora han resistido los embates sufridos por sus rivales estadounidenses y europeos, gracias a que el tráfico de pasajeros sigue creciendo.

Con los precios del combustible en niveles récord, las aerolíneas se han visto obligadas en Estados Unidos y Europa a cancelar rutas, aumentar tarifas y aplicar cargos extra, en medio de una crisis mundial en la industria que podría dejar pérdidas de entre 2,300 millones y 6,100 millones de dólares en el 2008.

Sin embargo, algunas de las principales aerolíneas latinoamericanas gozan de clientes que siguen viajando y de la fortaleza de las monedas de la región ante el alza de costos fuertemente dolarizados.

"El tráfico sigue siendo positivo (…) y estamos mejor preparados que hace 10, 15 años (…) porque no teníamos los equipos ni las economías latinoamericanas, que están más independientes de Estados Unidos", dijo Alex de Gunten, director de la Asociación Latinoamericana de Transporte Aéreo (ALTA), en una entrevista con Reuters.

"En Latinoamérica y el Caribe, en los últimos años, (el tráfico) está creciendo de manera bastante sólida. El promedio ha sido por encima del 15 por ciento", agregó.
Cifras de ALTA -que afilia a 39 aerolíneas de Latinoamérica, entre ellas Aeroméxico, Mexicana, LAN, TAM, Varig, TACA y GOL- muestran que el tráfico de pasajeros creció un 7.6 por ciento en el periodo enero-mayo, a 47.4 millones.

"Todavía hay pronósticos a nivel mundial (…) que siguen poniendo a Latinoamérica como la segunda área de crecimiento a largo plazo más rápida después de China", dijo el directivo.

FORMAS DE ENFRENTAR LA CRISIS

En Brasil, TAM y Gol , que dominan el mercado local, no han cancelado pedidos de aviones, ni cortado frecuencias o personal por el alza de los costos.

"Al contrario, están recibiendo las aeronaves que ya tenían encomendadas", dijo Alexandre Barros, director del sitio especializado www.aviacaobrasil.com.br.

Según el experto, las aerolíneas tienen su "mejor un aliado" en el real brasileño , que cotiza en su máximo nivel ante el dólar desde 1999 y que las ha ayudado a enfrentar el alza de los costos dolarizados.

También ayudan las coberturas financieras (fuel hedging) que sirven como protección ante fuertes variaciones del precio del crudo y son usadas por el 90 por ciento de los afiliados a ALTA.

LAN Airlines , la mayor aerolínea de Chile, tiene coberturas por un 50 por ciento del consumo de combustible para el segundo semestre del 2008. En su estructura de costos, un 37 por ciento del total sería por combustibles este año.

"La diferencia es de cómo enfrenta ese escenario cada empresa y a nuestro jucio, en general, lo que ha demostrado en el pasado LAN lo ha hecho bastante bien", dijo Patricio Hernández, analista de Banchile Inversiones.

LAN, con unidades en Chile, Argentina, Ecuador y Perú, reportó un alza del 10.7 por ciento en su utilidad neta del segundo trimestre y de un 36 por ciento en sus ventas.

FOCOS AMARILLOS EN MEXICO

México, donde actualmente operan 12 aerolíneas comerciales, el sector ve una sobreoferta de asientos y una fuerte competencia tras la exitosa entrada en operación de empresas de bajo costo que impulsaron un crecimiento de más del 20 por ciento en el tráfico doméstico en el 2007.

Una de las dos mayores aerolíneas del país, Aeroméxico, ha suspendido rutas y aumentado tarifas en medio de una fuerte competencia. También logró acuerdos de productividad con los trabajadores y pidió recientemente a la brasileña Embraer 12 aviones modelo 190, con opción a 15 unidades más, como parte de un plan de renovación de su flota.

La aerolínea lanzó además una operadora de vuelos chárter, ampliando su oferta de servicios.
La compañía, que era manejada por el Gobierno y tenía una abultada deuda, fue adquirida el año pasado junto con su controladora y otros activos por un grupo encabezado por el banco Banamex, filial del estadounidense Citigroup .

La crisis del combustible está causando pérdidas en la industria local que podrían alcanzar los 1,200 millones de dólares al cierre del año, lo que además llevaría a la desaparición de varios competidores, según la autoridad aeronáutica.

Las aerolíneas "están perdiendo una cantidad importante de dinero (…) en este momento no va a sobrevivir necesariamente el más eficiente, va a sobrevivir el que tenga más dinero para aguantar las pérdidas", dijo recientemente Gilberto López Meyer, director de Aeronáutica Civil de México.

Para de Gunten, "hay demasiadas aerolíneas operando en México, en la industria los márgenes son muy pequeños y el costo de capital es muy alto, entonces hay que ser muy eficientes (…) la situación actual va a forzar cierta consolidación".

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here