Aerolínea peruana Lc-Busre vuelve con fuerza a Chachapoyas

0
36
(Aeronoticias).- Siete años después de su vuelo inaugural a Chachapoyas (cuna de la misteriosa fortaleza de Kuélap), efectuado el 03 de Febrero de 2003, la aerolínea peruana LC-BUSRE ha anunciado que sus aviones volarán diariamente a esta capital del departamento de Amazonas, que constituye un imán turístico dentro de la todavía insuficientemente explotada región nororiental del  Perú.
 
La noticia ha sido recibida con natural beneplácito por la población de Chachapoyas, así como por sus fuerzas vivas, tal como lo hicieron el 10 de Febrero de aquel mismo año cuando el Gobierno Regional de Amazonas, la Municipalidad Provincial de Chachapoyas y otras importantes instituciones del lugar, firmaron un documento de reconocimiento al presidente de la Corporación de Aeropuertos y Aviación Comercial de entonces, doctor Julián Palacín Fernández, declarándolo “Defensor del Futuro Turístico y Aeroportuario de Amazonas”, por sus esfuerzos para que el aeropuerto de Chachapoyas sea debidamente reactivado.
 

Aerolínea peruana Lc-Busre vuelve con fuerza a chachapoyas

Ahora los aviones de LC-Busre despegaran cada día desde el aeropuerto de Chiclayo para aterrizar en el de Chachapoyas, según han informado ejecutivos de la empresa Aeropuertos del Perú (AdP), empresa que tiene en concesión un paquete de aeropuertos, entre estos los mencionados,  desde 2006.
 
Cabe recordar que el aeropuerto de Chachapoyas se puso en acción desde 1958 y que fue oficialmente inaugurado por el presidente Fernando Belaúnde Terry en 1984.Este estratégico terminal aéreo puede recibir aviones de los modelos Fokker y Antonov, como los que utilizaba la aerolínea nacional AEROCONDOR, hasta antes de su desaparición por efectos de extrañas maniobras de la competencia extranjera, y algunos medios de comunicación que satanizaron al aeropuerto de Chachapoyas calificándolo como un “ aeropuerto maldito” por accidentes que jamás ocurrieron allí. Fue el caso del diario limeño “Correo” a raíz de la caída de un TANS, el 9 de enero de 2003, accidente que se probó después que fue por fallas humanas de su tripulación.
 
Al mes siguiente, el presidente de la CORPAC  demostró que el aeropuerto de Chachapoyas era totalmente seguro, viajando desde Lima, nada menos que con su esposa, Zoila Gutiérrez  y calificando al mismo como   la “Niña bonita de CORPAC”, como figura en la revista especializada “AEROPUERTO”, vocero de la Unión de Periodistas de Aviación (UPA), en una edición de la época.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here