AEROPOLÍTICA DE FUSIONES ENTRE MEGAEMPRESAS AÉREAS, SERÍA UNA ALTERNATIVA A LA CRISIS

0
5
La fusión entre las empresas de aviación  Avianca, de Colombia; TACA, de El Salvador; y Aerogal, de Ecuador, anunciada en octubre, originará, políticas de transporte aéreo empresarial, de más convenios de colaboración aeronáutica, según expresó Julián Palacín Fernández, presidente de la Comisión Interamericana de Juristas Expertos en Derecho Aéreo y Espacial (CIJEDAE), agregando que la potencialidad del tráfico y los beneficios a mediano plazo, nos hace pensar que serán tres megaempresas latinoamericanas quienes se disputarán el mercado aéreo.

No obstante, la actual tendencia aeropolítica en la región se desarrolla en forma gradual en relación a las fusiones dentro de un contexto en donde la perspectiva serían las asociaciones y no la integración, expresó el experto.

AEROPOLÍTICA DE FUSIONES ENTRE MEGAEMPRESAS AÉREAS, SERÍA UNA ALTERNATIVA A LA CRISIS

Lamentablemente, mucho tiene que ver el escaso rol que en los últimos quince años ha desempeñado la Comisión Latinoamericana de Aviación civil CLAC que no ha acompañado con la efectividad que se esperaba los cambios, necesitamos dijo Palacin, una Secretaría de la CLAC con liderazgo es por eso que las direcciones generales de aeronáutica civil deberán pensar en designar un nuevo secretario general de la CLAC para el 2010, eso le haría muy bien al organismo y a la reingeniería en política aérea en la región para responder a las necesidades de una industria aérea, con miras a una nueva era.

El tráfico aéreo en América Latina creció un 3,4 por ciento en setiembre, en comparación con un 2,1 por ciento en la región Asia-Pacífico, de acuerdo con cifras de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo.

Por el contrario, América del Norte vivió una caída del 2,4 por ciento, en tanto que las empresas europeas debieron lidiar con un declive del 4,2 por ciento.

Las cifras de América Latina no hacen más que reflejar lo bien que la región -excepto México- logró sobrellevar la crisis financiera mundial. Los grandes mercados para la aviación, como Brasil, Chile, Colombia y Argentina, demostraron ser especialmente robustos.

Diversos analistas creen que si  las condiciones para que se produzcan fusiones son ideales, en particular debido al aumento de su porción en el tráfico aéreo mundial, actualmente en un 5 por ciento pero creciendo, no tienen en cuenta que si los organismos regionales y la política aérea de los Estados no acompañan estos objetivos tendrán muchos obstáculos.

La Asociación Latino Americana de Transporte Aéreo (ALTA), que representa muchas de las aerolíneas que operan en la región, indicó que existen actualmente 85 empresas tras una década de lenta consolidación que redujo su cantidad desde 120.

Pese a que el acuerdo Avianca – TACA – Aerogal puede ser visto como un paso más en ese proceso, el tamaño del negocio «es significativo», dijo Alex de Gunten, director ejecutivo de ALTA. No quiso especular sobre si Aeroméxico planea unirse a esa fusión como se rumorea, pero dijo que muchas aerolíneas comienzan a buscar socios potenciales. «Todas están disponibles», dijo a la AFP. La fusión tripartita «pondrá más presión sobre aquellas que no están tan bien posicionadas y pienso que se verán más en los próximos años».

Avianca y TACA, que anunciaron su asociación a principios de octubre, antes de que Aerogal su sumara hace pocos días, indicaron que sus operaciones combinadas generarán ventas anuales por 3.000 millones de dólares gracias a una flota de 129 aeronaves que llegan a más de 100 destinos.

No se han divulgado más detalles y sólo se sabe que por el momento las aerolíneas continuarán volando con sus respectivos colores. Los entes reguladores tienen que dar su aprobación para que el acuerdo se concrete. Si llega la luz verde, la mayor aerolínea de la región, la chilena Lan, puede comenzar a sentir la presión.

Richard Aboulafia, analista del grupo estadounidense Teal Group, dijo que el acuerdo Avianca-TACA-Aerogal es «casi revolucionario» porque demuestra que algunos países en la región han superado sus instintos nacionalistas que impedían estas medidas en el pasado. «Hay grandes ventajas en la expansión de las operaciones y en la creación de centros de distribución», dijo. Explicó que con solamente mejorar la eficiencia se genera un estímulo para generar más tráfico. Agregó que América Latina tiene un buen potencial para impulsar el tráfico aéreo mundial porque «en materia económica los indicadores son bastante fuertes».

Un inconveniente pueden ser los diferentes marcos regulatorios en momentos en que las empresas aéreas privadas florecen en Chile, Brasil y Colombia y el Estado endurece su control en Argentina, Bolivia y Venezuela. Pero Aboulafia se mostró optimista en cuanto a que se puedan superar las diferencias legales. Ello puede resultar en «una alianza de países que fomentan el libre mercado, racionalizando lo que pueden hacer sin importar lo que hagan los chavistas», dijo, en referencia a los aliados del presidente venezolano, Hugo Chávez (Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Cuba), que promueve un modelo socialista para las principales industrias de su país.

Aeronoticias recomienda a los directores de aeronáutica civil de los países miembros de la CLAC que agenden para el 2010 una conferencia especial sobre las fusiones y la reingeniería en la política aérea de los Estados y las modificaciones en la legislación que requieran los Estados para acompañar esta era de fusiones sin descuidar el objetivo de la integración aeropolítica del transporte aéreo latinoamericano que podría darse a través de un convenio marco en el cual se establezcan las reglas para el ejercicio de las terceras, cuartas y quintas libertades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here