Afirman que la Presidenta argentina tiene un estilo dominante para gobernar

0
48

(Aeronoticias).- El periodista argentino Joaquín Morales Solá , especializado en temas políticos, sostiene que la Presidenta Cristina Fernández de Kichner, mantiene un estilo de gobierno que hace imposible imaginar que ninguna decisión de los poderes Ejecutivo y Legislativo pase sin su previa aprobación.

“Los ministros son simples operadores de sus decisiones”, comenta Morales, añadiendo que a aquellos les está prohibido cualquier iniciativa y aún siquiera las propuestas , porque la mandataria exige una ciega disciplina.

En otra parte de su particular análisis el periodista argentino dice que  los empresarios de su país, bajo el gobierno de Cristina Fernández “ han sido domesticados por las buenas o por las malas”, insinuando que de esta manera ella sigue con la línea de su difunto esposo,  Nestor Kichner, quien la antecedió en el mando, caracterizándose por su entera entrega como gobernante,  con una premisa muy personalista.

Precísamente, alude el periodista, este ritmo de vida acabó con la existencia de Nestor y puede hacer peligrar la de Cristina, quien acusa un permanente estress que ya ha sido diagnosticado por los médicos de Palacio Rosado.

Actualmente ella se encuentra internada en el Sanatorio Otamendi de Argentina donde los especialistas médicos han descubierto que hay bacterias en su sangre, aparte de problemas cardiacos y padecer de hipotensión, habiéndose descartado anteriormente un cáncer.

El autor de esta nota, que fue publicada hoy en el diario chileno El Mercurio, precisa también que de acuerdo a los doctores,  un estress permanente puede fulminar todas las defensas del cuerpo humano, recordando el comentario que hizo un médico peronista sobre la intensa actividad que tenía en vida Nestor Kichner, advirtiendo que  “esto terminará con la parálisis del Estado, o su cuerpo explotará”.

Finalmente el periodista Joaquín Morales, del diario La Nación de Buenos Aires,  sostiene que Cristina se volvió desconfiada de las autoridades bajo su mando tras una decepción  a consecuencia de un fracaso frente a productores rurales de su país.

“Aquello le hizo cambiar de estrategia y ya  no creer en nadie”, apunta el cronista,  añadiendo que la Presidenta argentina tampoco quiere a nadie, salvo a sus hijos y a su madre. “ Su vida es el poder y la política”.  concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here