AIR FRANCE NO CONFIRMA QUE SEAN LOS SENSORES PITOT LOS RESPONSABLES DE LA TRAGEDIA

0
2

Así lo hizo saber hoy la compañía aérea en relación a las especulaciones sobre el mal funcionamiento de los dispositivos Pitot de sus aeronaves Airbus A 330, mientras sigue el misterio, continúa la búsqueda de cuerpos y restos del Airbus en el Atlántico, y es que la compañía Air France-KLM aseguró no está convencida de que las sondas de medición de los sensores Pitot fueran la causa del accidente del Airbus A330 que el 1 de junio se precipitó sobre el Atlántico con 228 personas a bordo, según afirmó hoy el director general de Air France, Pierre Henri Gourgeon, en París.

Las declaraciones de Gourgeon se produjeron después de que el miércoles el diario francés "Le Figaro" afirmara que el avión se estrelló a causa de fallos en los sensores de velocidad modelo Pitot. A lo que Gourgeon sostuvo: "No estoy convencido de que las sondas fueran el motivo del siniestro".

El rotativo francés informó hoy que el fabricante de aeronaves "Airbus no descarta dejar en tierra su flota de 1.000 A330 y A340, para cambiar los aparatos de medición ya que el Airbus accidentado había emitido señales automáticas de avería en varios sistemas, entre ellas un fallo de las sondas Pitot que miden la velocidad.

Airbus, por su parte, desmintió tal información y anunció que denunciaría al periódico por difamación ya que las sondas, por ejemplo, pueden dar datos erróneos en caso de congelación. Sin embargo, un Airbus puede ser pilotado con seguridad sin disponer de mediciones. En septiembre de 2007 Airbus recomendó a un cliente por un "boletín de servicio", instalar una versión desarrollada de la sonda Pitot para jets de medio recorrido más pequeños en aviones de largo recorrido de los modelos A330 y A340, debido a la suposición -no demostrada-, de que disminuía el riesgo de congelación a grandes alturas, gracias a un mejor drenaje.

Air France, tras recibir tal recomendación, comenzó a sustituir todas las sondas por la nueva versión en caso de defecto. Esto lleva tiempo, ya que se producen pocos defectos, explicó Gourgeon. Poco antes de estrellarse el A330, Air France había establecido un programa para sustituir todas las sondas de la versión antigua. El 26 de abril se realizó el pedido de nuevas sondas.

La primera entrega llegó el jueves antes del siniestro", puntualizó Gourgeon. "El programa fue acelerado, ya que, según creo, en el accidente hubo un problema con la velocidad". Sin embargo, no está convencido de que provocara la caída de la aeronave ya que “Las sondas más modernas parecían mostrar que son algo menos propensas a la congelación", sin embargo, no se sabe si los cambios realmente han propiciado mejoras.

"Airbus insiste -y tienen razón- en que el avión equipado con los tres tipos existentes de sondas Pitot es seguro", aseveró Gourgeon. "También lo recordó la Agencia Europea de Seguridad Aérea", añadió.

Las personas difunden a través de los medios cosas sobre las que no entienden nada, apuntó el jefe de Air France. El diario "Le Figaro" había sostenido la tesis de que el avión reventó tras una avería de los sensores Pitot, citando a un experto anónimo. "Avería de medidores de accidente indudablemente causa del fatal accidente", tituló el periódico. De acuerdo con esta publicación, el avión podría haberse despedazado como consecuencia de una serie de averías.

La congelación de las sondas Pitot podría haber llevado a la desconexión del piloto automático, prosiguió el "Figaro". Si entonces el piloto sobrecargó el avión, la carga para el aparato podría haber sido tan extrema que se habrían roto las ventanas y se habría provocado agujeros en la cabina.

Tras una pérdida de presión el aparato podría haber quebrado, especulaba el diario. No obstante, el "Figaro" señaló que la relación del siniestro con las averías de las sondas Pitot no ha sido confirmada por el momento.

Gourgeon explicó que sobre lo ocurrido en el accidente habrá que esperar hasta que los investigadores emitan comunicados oficiales. El lugar y las circunstancias del accidente requieren investigaciones de larga duración.

Las dos cajas negras podrían ayudar en el esclarecimiento del suceso, afirmó Gourgeon. Aunque "sería todo un logro si se hallaran las cajas negras", señaló, puesto que nunca se han recuperado aparatos de este tipo desde tal profundidad, "Se sabrá mucho más una vez llevada a cabo las autopsias de los cadáveres", dijo Gourgeon y añadió que también los fragmentos del avión podrían aportar indicios de cómo se originó la tragedia, o por el contrario, permitir descartar algunas posibles causas de su caída.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here