Airbus detiene la producción en España obligada por el decreto de Sánchez

0
21

El Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, publicado en los últimos minutos del domingo, ya está acelerando el freno del tejido productivo español.

Airbus ha sido de las primeras empresas en anunciar un parón en el grueso de su actividad en respuesta a la medidas tomadas por el Gobierno de Pedro Sánchez para restringir todas las actividades no esenciales en el país hasta el nueve de abril y poner coto al coronavirus.

El fabricante europeo, que emplea a 12.650 personas en España, detendrá así la producción y montaje en sus plantas en nuestro país, pero mantendrá los servicios de seguridad, ingeniería, gestión del conocimiento, tecnología de la información (TI) y mantenimiento de las aeronaves.

A su vez, todos los empleados que actualmente están teletrabajando lo seguirán haciendo sin cambios.

“Todas las demás actividades relacionadas con la fabricación de aviones comerciales, de aeronaves de defensa y espacio y de helicópteros en España se pausarán hasta el 9 de abril, fecha en que se prevé que se levantarán las restricciones”, informa la compañía en un comunicado. Así, el freno de la actividad afectará a las plantas de Airbus en Getafe, Barajas, Tres Cantos, Illescas (Toleda), Albacete, Puerto Real (Cádiz), San Pablo y Tablada (Sevilla).

La compañía, que reconoce que tomó la decisión de detener gran parte de su actividad en España ayer por la noche, todavía no ha definido cuánta gente se verá afectada por el suspensión de las plantas ya que “está afinando los detalles”. Lo único que ha dejado claro es que trabajará estrechamente con los sindicatos para “aplicar las medidas sociales tal y como se recoge en las últimas restricciones”. Es decir, que fijará el permiso retribuido impuesto por el Ejecutivo y negociará cómo y cuándo se recuperarán las horas perdidas por el parón de la industria decretado para frenar la propagación del coronavirus y descolapsar las UCIs.

Airbus, que ha confirmado 138 positivos en coronavirus entre sus trabajadores de España y 820 en cuarentena, paró la producción de sus plantas de nuestro país y Francia durante cuatro días para realizar labores de limpieza y poner en marcha nuevos protocolos de trabajo manteniendo las distancias de seguridad, ya redujo su ritmo de producción por el menor personal disponible.

En esta línea, el fabricante reconoció la semana pasada que no iba a poder cumplir con los objetivos de entregas de aviones comerciales del año y ha planteado suspender el pago del dividendo de 1.700 millones de euros. Además, está negociando para conseguir liquidez extra en el mercado.

A su vez, la compañía está negociando con las aerolíneas para retrasar los calendarios de entrega de los pedidos de aviones puesto que éstas han dejado de operar y ahora piensan más en reducir flota y recortar costes que en recibir nuevos aviones. En Francia, Les Echos publicó que el fabricante está negociando con el Gobierno de Macron recibir ayudas para sobrevivir a la crisis.

Airbus detendrá la mayor parte de su producción en España hasta el 9 de abril como consecuencia del real decreto ley del Gobierno en el que se reduce la actividad económica a los sectores esenciales y se establece para el resto un permiso retribuido recuperable.

La empresa explica que algunas actividades clave en aviación comercial, helicópteros, defensa y espacio se consideran esenciales, al suministrar apoyo a las Fuerzas Armadas y otras instituciones fundamentales del país.

Queda en cambio clausurada la mayor parte de la actividad, incluida la de helicópteros. Sin embargo, los empleados con funciones no vinculadas a la producción y que puedan teletrabajar continuarán operativos.

Las plantas de Airbus en Madrid, Toledo, Sevilla, Cádiz o Albacete participan en la compleja cadena de producción del grupo en Europa. Las fábricas de Reino Unido, Alemania, Francia y España trabajan de forma coordinada en programas como el A400M, A320, A330 o A380, y cualquier interrupción geográfica puede afectar al resto.

El anuncio relativo a las plantas españolas contribuye a las caídas de Airbus hoy en Bolsa. Sus acciones, sometidas a fuerte volatilidad estos días, retroceden un 6,7%, hasta 63,6 euros.

La compañía ya cerró temporalmente su planta de Tianjin, en China, por el coronavirus. También lo hizo durante cuatro días en España y Francia, y ralentizó la producción de alas en Reino Unido y Alemania.

La semana pasada anunció que dispone de inventario suficiente para responder a las tensiones en la cadena de producción, lo que provocó fuertes subidas en Bolsa.

En España, Airbus da trabajo a unas 13.000 personas y es el gran motor de la industria aeronáutica, en la que destacan proveedores de primer nivel como ITP, Aernnova o Aciturri.

Fuente: El Economista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here