ALBERTO PIZANGO, LIDER IND

0
3

Agradeciendo la acogida que le brindó Nicaragua, el líder indígena peruano Alberto Pizango, -acusado por el gobierno de su país de promover un levantamiento de nativos amazónicos que dejó al menos 33 muertos- afirmó estar “muy preocupado y dolido” por la muerte de indígenas y policías en el Perú, en su arribo el día de ayer en la noche a la capital nicaragüense en calidad de asilado.

Agregó: "Estamos entrando en una etapa humanitaria en la que todos deben preocuparse para evitar una catástrofe mundial por el calentamiento global, fueron resultados desastrosos que el gobierno no puede negar", además de calificarse a si mismo como “perseguido” por el gobierno del presidente Alan García.
Así mismo el día de ayer, el jefe del Gabinete, Yehude Simon, entregó al Congreso la propuesta para derogar los decretos legislativos 1090 y 1064, exigida por las comunidades amazónicas, y defendió que el Gobierno haya decidido optar por esa medida para garantizar el diálogo y la paz del país, además sotuvo que la iniciativa de derogatoria fue aprobada por unanimidad en el Consejo de Ministros, reconoció que algunos partidos pueden estar "mortificados y hasta indignados” por la decisión de derogar dichos decretos.
Pizango encabezaba la Asociación Interétnica de la Selva Peruana (AIDESEP), uno de los grupos que lanzó protestas desde el 9 de abril exigiendo al gobierno peruano derogar una serie de decretos que permitían que transnacionales explotaran yacimientos petroleros y gasíferos en la Amazonia que históricamente ha sido habitada por aborígenes.
Esto trajo como consecuencia uno de los hechos más sangrientos en la historia del Perú de los últimos tiempos, es por esto que  existen dos procesos judiciales abiertos a Pizango, y dos órdenes de detención, la segunda de ellas emitida recientemente por un juez de Bagua, ya que se lo acusa de ser el creador intelectual de la sangrienta afrenta, debido a esto, Pizango abandonó Lima después de pasar refugiado en la embajada nicaragüense desde el 8 de junio porque el gobierno lo acusó de rebelión, sedición, conspiración y motín. Dos días después refugiarse en la embajada, el gobierno de Nicaragua le concedió asilo político.
Un grupo nacional de diálogo, integrado por el gobierno, presidentes regionales, dirigentes nativos, defensoría del pueblo y la iglesia católica, revisa desde el martes otros decretos rechazados por los nativos.

Aeronoticias
considera que una conciliación es clave para la solución de este conflicto, además –claro- de una investigación exhaustiva para poder esclarecer quien fue el perpetrador intelectual de estos hechos, y no dejar impune al culpable de aquellas muertes tanto de policías como de nativos, ya que con algo tan importante como la vida de la gente no se puede jugar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here