Amenaza radioactiva es peor de lo pronosticado

0
53
(Aeronoticias).- La radiación nuclear causada por el terremoto en Japón ya llegó al nivel 5 de alerta de un máximo de 7 provocando estragos en los alimentos. «La detección de radiación en alimentos tras el terremoto que dañó la planta nuclear de Fukushima en Japón es un problema más serio de lo que se había previsto originalmente”, advirtió, un representante de la Organización Mundial de la Salud.
Unos días después de aquella tragedia, se creyó que dichas emisiones se expandirían como máximo 20 kilómetros, lo que ahora es imposible, pues los vientos fuertes y constantes han originado que las radiaciones se alarguen esparciéndose hasta 10 millas por segundo, contaminando el agua y los sembríos.
 
 Amenaza radioactiva es peor de lo pronosticado
La radiación detectada en verduras, polvo, leche y agua están aumentando el temor en la región, puesto que el Gobierno japonés ha vedado la venta de leche sin procesar y la de espinacas en cuatro prefecturas tras hallarse altos niveles de radiación.
 
Además se ha manifestado que en el agua existe niveles de yodo tres veces superior al límite saludable en una región situada a 40 kilómetros de la central nuclear de Fukushima lo que generaría un peligro letal.
 
Todas estas consecuencias alertan a pobladores nipones ya que recuerdan el accidente de Chernobyl en 1984, donde poblaciones como Ucrania, Bielorrusia y Rusia fueron afectados y que hasta el día de hoy arrastran secuelas como cáncer a la piel, a la tiroides, mutaciones, entre otros. 
 
Sin embargo, Rolando Páucar, especialista en energía nuclear y presidente del Instituto de Investigaciones para la Energía y el Desarrollo (IIED) asegura que en “Perú, la radiación seria inexistente porque  el paso de clima frío del hemisferio norte a clima cálido en el sur, genera un colchón donde las partículas radiactivas no pueden pasar”.
Caso contrario ocurre con los países vecinos de tierras Niponas, como China, Corea del Sur y Taiwán, las cuales han optado por ser más estrictos con el control de alimentos importados desde Japón tras la advertencia de  contaminación radiactiva en dichos productos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here