Arequipa en parálisis

0
8

(Aeronoticias).- La inocente niebla que cubrió Arequipa hasta imposibilitar sus vuelos locales fue preludio de estos desastres en cadena. Para quienes realizaban turismo en la Ciudad Blanca, que la empresa no les garantizara algo -el reembolso de los pasajes- ante las brumas, hizo tediosa su estancia.

Conforme los días llegaban, las lluvias cebaban el caudal del Chili -la versión local del Rímac- hasta insospechados límites. A los próximos días Chili tuvo que revolver lo consumido hasta rellenar de cieno y barro las calles de Arequipa.

Torrentes de agua inundaron Bustamante y Rivero, Socabaya y Paucarpata. En el centro, el mercado «El Palomar» tendrá que enterrar el pico tras la obstrucción surgida por la construcción de un intercambio vial -el presidente de la asociación comercial anota un 50% de pérdidas en ventas-, o por los techos de calamina que terminaron a pies de los anonadados comerciantes.

Luego de unos vuelos de reconocimiento sobre el área, Juan Jiménez, Premier, negó tener que declarar en emergencia la región de Arequipa ya que «se está atendiendo la emergencia a partir de los procedimientos usuales de la ley de contrataciones». Pareciera que para el Premier no existiera la crisis. Pareciera.

Pero ahora tendrán que rodar cabezas. Diez municipalidades serán investigadas por recibir ayudas del Gobierno Regional para prevenir situaciones de este tipo, pero que tras la ayuda no informaron de los gastos. Diez comunas y seis muertos por la catástrofe en Arequipa. En parálisis y tratándose de zafar de esta situación crítica.

Con información de Willax y El Búho, de Arequipa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here