Argentina: Tensión entre el Gobierno y la principal ‘low cost’ del país

0
24

Un foco de tensión entre el Gobierno y la principal aerolínea “low cost” del país, JetSmart, se vino cocinando a fuego lento a lo largo del verano.

Las desavenencias hasta el momento fueron sólo burocráticas, pero podrían terminar quedando expuestas a la vista de todos, con cientos pasajeros agolpados en Aeroparque, desde las siete de la mañana de este miércoles.

Se trata de los pasajeros que tienen tickets para volar en otra aerolínea “low cost”, Norwegian, la cual a partir de esta semana pasará a tener un avión menos: serán dos en vez de tres.

Ese tercer avión de Norwegian despegará el martes desde Aeroparque rumbo a Europa, donde se sumará a la flota que Norwegian tiene en el Viejo Mundo y dejará a la operación de Norwegian Argentina con 200 asientos menos, sobre un total de 600. Es algo que sabían tanto en la empresa como las nuevas autoridades.

Desde fines del año pasado, la dueña de Norwegian Argentina es su ex competidora JetSmart y pasó a ser la “low cost” más importante del país, en cantidad de pasajeros. Gonzalo Pérez Corral, gerente general de JetSmart, dijo a este diario que estuvieron todo el verano haciendo los trámites para reemplazar con aviones propios la flota de Norwegian, ya que según el acuerdo de compra, todos los Boeing B737-800 de Norwegian volarán a Europa y deberían ser reemplazados por los Airbus A320 cero kilómetro que JetStmart trajo a la Argentina. Pero hasta el momento, el Gobierno no la autorizó.

JetSmart es propiedad del fondo de inversión Indigo Partners, que encabeza el estadounidense William Franke. Hace poco menos de un año, a comienzos de abril, hizo su vuelo inaugural de cabotaje desde el aeropuerto de El Palomar, desde entonces matriculó en el país cuatro Airbus A320. Si algo no preocupa a esta empresa es la disponibilidad de aviones: su dueña, Indigo Partners, protagonizó la mayor compra de aeronaves de la historia, con una orden de más de 400 unidades A320 y A321 a la fabricante europea Airbus, para abastecer al conglomerado de aerolíneas low cost que tiene en Estados Unidos, México, Europa y Asia.

Este fondo compró Norwegian Argentina el 4 de diciembre, menos de una semana antes de la asunción de Alberto Fernández. En tiempo récord, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) del gobierno anterior avaló la transacción. Pero las actuales autoridades decidieron pisar el expediente.

“La empresa Jet Smart no puede operar rutas de Norwegian ya que no ha finalizado de presentar la documentación necesaria para completar el expediente”, dijeron a Clarín voceros de la ANAC, organismo que ahora está a cargo de Paola Tamburelli.

Pérez Corral dijo que a lo largo de los últimos tres meses la empresa presentó todos los pedidos de autorización para poder operar desde Aeroparque. “Con Aeropuertos Argentina 2000, que es la encargada de proporcionarnos la operación, de un día para otro dejaron de avanzar los trámites de autorizaciones para conseguir amarras en Aeroparque”, dijo el ejecutivo.

Desde Aeropuertos Argentina 2000 dijeron a este diario que ellos son ajenos al conflicto. “AA2000 facilita la operación. Quien autoriza las operaciones es la autoridad aeronáutica”, dijeron voceros de la concesionaria que preside Martín Eurnekian.

Pérez Corral agregó que JetSmart decidió avanzar con lo que denominó un “plan B”, que consistía en utilizar la figura legal de “wet lease”: Norwegian Argentina le “alquila” tanto el avión como la tripulación a JetSmart. De modo que por más que esta aerolínea no cuente con la autorización directa para volar desde Aeroparque, lo terminaría haciendo a través de un sub arrendamiento. Pero desde el Gobierno plantearon que la empresa está adeudando trámites. “El Wet Lease (que es un tipo de contrato de leasing) de las aeronaves de Norwegian no está finalizado, la empresa adeuda papeles”, agregaron las fuentes oficiales.

El trasfondo, de todas maneras, está lejos de ser burocrático. Esta semana el ministro de Transporte, Mario Meoni, dio un fuerte aval al otorgamiento de subsidios a Aerolíneas Argentinas, durante la presentación de la nueva grilla de vuelos de la aerolínea estatal. Y desde la ANAC señalaron que la operación de JetSmart en en el país puede estar sujeta a cuestiones no sólo de papeleo.

“Las autorizaciones técnicas que pudiera otorgar ANAC no suplen ni condicionan la definición del Ministerio de Transporte en orden a analizar la conveniencia en términos de interés público, de permitir una fusión o absorción de empresas”, agregaron las fuentes oficiales. La resolución, o no, de este potencial conflicto quedará expuesto este miércoles a las 7.00. Es el momento en que está programado el primer vuelo del día de Norwegian, rumbo a Mendoza.

Fuente: Jet Smart.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here