Avi

0
13

 

Sin uno de los paneles de control del motor aterrizó de emergencia en el aeropuerto de Singapur un avión Boeing 747 de la aerolínea australiana Qantas, que se dirigía a Londres, convirtiéndose en un nuevo incidente en el que se ve envuelta esta empresa en las últimas semanas.

 

Este hecho fue descubierto mientras se realizaba una inspección de rutina, obligando al piloto a tocar tierra para reemplazarlo.

 

Tras colocarse el nuevo panel y permanecer seis horas en la pista de aterrizaje prosiguió rumbo a Londres.

Según Peter Gibson, portavoz de Qantas, aseguró desde Australia que el fallo no afectó en ningún momento a la seguridad del vuelo y explicó que la fuerza del aire a veces hace que se desprendan los dispositivos que no han sido sujetos con fuerza suficiente.

 

Ordenan a Qantas inspeccionar toda su flota

 

Por este motivo, las autoridades australianas ordenaron a la empresa inspeccionar toda su flota de 747-400 tras confirmarse que la explosión de una bombona de aire que reventó parte de la cabina fue la causa de un agujero abierto en el fuselaje de un aparato que tuvo que aterrizar de emergencia en Manila a principios del mes pasado.

Se trata de la primera vez que eso ocurre en toda la historia de la aviación comercial.

 

Desde entonces y en apenas un mes, Qantas, cuyo último accidente sin víctimas data de 1981, ha sufrido hasta cuatro incidentes menores con sus vuelos por pequeñas averías. 

  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here