AVIÓN DE AERONAVES DEL PERÚ QUE CAYÓ EN MÉXICO EN 1980 LLEVABA HARINA MARIGOL

0
55
El día de ayer la jurista Lourdes Flores Nano, demostró al país la capacidad personal e intelectual para contrarrestar  una campaña que amparada en una supuesta moralidad, derivada del repudio ciudadano e internacional que todos tenemos al tráfico ilícito de drogas, lo cierto es que bajo esta apariencia la direccionalidad apuntaba a que con todas las armas posibles, éticas o no, para que no salga a volar una nueva línea aérea “Peruvian Airlines”.

Sólo quienes creen y se burlan de la inteligencia de los peruanos pueden llegar a pensar que no nos damos cuenta que hay y quienes están detrás de esta «campaña», ya que se materializa, precisamente cuando una línea aérea quiere ingresar al mercado.

 

Aeronaves del Perú
Dentro de este esquema demoledor contra Peruvian Airlines en el programa “Cuarto Poder” del canal 4, hizo una afirmación que no se ajusta a la verdad en relación a la aeronave DC-8 de la empresa Aeronaves del Perú propiedad de Alfredo Zanatti que cayó en México en 1980, y en el que ahora vinculan a Mario Alcántara Otrora, gerente de mantenimiento de Aeronaves del Perú y ahora alto ejecutivo de Peruvian Airlines.

El cargamento de Aeronaves del Perú  el día del accidente en México fue harina marigol, como lo certificaron las autoridades mexicanas y la empresa peruana, luego del accidente de aviación continúo operando normalmente en las rutas nacionales e internacionales de carga, ya que no cometió infracción alguna a la Ley Penal Mexicana, es más si la afirmación de Cuarto Poder hubiera sido cierta se habría aperturado un proceso penal en México por tráfico ilícito de drogas, lo que prueba la ligereza de un programa que no investigó bien.

Aeronoticias considera que, el señor Mario Alcántara y los dignos funcionarios y trabajadores de la desaparecida Aeronaves del Perú, desempeñaron su labor aeronáutica con honorabilidad y decencia, quienes hoy se han subido al carro de la campaña de la estrella solitaria para impedir que una empresa 100 por ciento peruana ingrese al mercado de transporte aéreo nacional, utilizando falsedades, se deslegitiman moralmente, ya que no se hace periodismo mintiendo y enlodando honras de personas que han demostrado a través de una vida transparente y honorable, como es el caso de Mario Alcántara y todos los funcionarios y trabajadores de la desaparecida Aeronaves del Perú y Faucett. Entendemos que algunos periodistas sean contratados y hasta creemos sean sorprendidos para decir falsedades, sin embargo es ético rectificarse, ya que en los archivos periodísticos y en la investigación que hizo la Procuradoría de México quedó claro que esta aeronave llevaba el cargamento lícito de harina marigol, entonces la pregunta que nos debemos hacer es ¿hasta dónde hay que mentir para impedir la competencia?, no importa que se enloden honras y se sacrifiquen trayectorias…ese es el país que queremos construir…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here