BAJANTE HISTORICA EN EL RIO PARANA

0
7

La profundidad habitual del Río Paraná en la ciudad santafecina de Rosario (Argentina) que habitualmente es de 3.50 metros, llega en estos días a apenas 1,20 metros, peligrando el abastecimiento de agua en la región y dejando a la vista desagües clandestinos.

El Centro de Tráfico Zonal estima que la situación se mantendrá lo que resta del mes de enero y durante febrero, ya que no se preveen lluvias importantes en la Cuenca del Iguazú.

Las playas permanecen cerradas y los buques cargueros circulan con limitaciones.

El fenómeno también preocupa a la empresa santafecina Aguas Santafecinas Sociedad Anónima (ASSA) que comenzará a instalar en Rosario una bomba suplementaria, con capacidad para extraer 1.500 metros cúbicos de agua por hora.

La planta potabilizadora de Rosario abastece a cerca de 1.100.000 habitantes de esa ciudad  y de las cercanas localidades de Villa Gobernador Galvez, Funes, Granadero, Baigorria y Capitán Bermúdez.

La última bajante en la región, conocida como el Bajo Paraná, fue en noviembre de 1999. En esa ocasión fueron clausurados los accesos a los puertos y se suspendió la navegación en todos los cursos de agua.

También fue registrado un descenso en el Río de la Plata, pero de apenas 68 cm. Por lo que no hay ningún tipo de alerta y las embarcaciones circulan con normalidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here