BILLETES DE AVI

0
6
Las aerolíneas de bajo coste, con su sello caracteristico, el bajo precio de sus pasajes, no están dispuestas a renunciar a este reclamo aunque se disparen otros gastos relacionados con su negocio, como el combustible o las tasas.

Aerolíneas como y Ryanair, hoy en dia las principales aerolíneas de bajo coste de Europa, se plantean formulas para hacer funcionar sus números.

El siempre polémico consejero delegado de la firma irlandesa Ryanair, Michael O´Leary, baraja ahora la posibilidad de cobrar por utilizar los servicios del avión.

 

La iniciativa lanzada se articularía con la instalación de máquinas en la entrada de los mismos que permitirían el acceso tras depositar una moneda, al igual que sucede en las principales estaciones de tren, señaló O´Leary. Con este tipo de iniciativas, las denominadas low cost pretenden compensar el reducido precio de sus billetes. Con frecuencia, estas compañías lanzan grandes promociones que sirven de señuelo para aumentar sus ventas.

Ryanair es muy habitual en este tipo de prácticas, casi cada semana sorprende a su clientes con una nueva promoción. En enero, lanzó un millón de plazas a 1 euro; en febrero, esta misma cantidad de forma totalmente gratuita desde algunas ciudades, y el domingo finalizó una nueva promoción con ese mismo número de plazas a 5 euros.

También la española Vueling se ha sumado a las grandes cifras promocionales. En el pasado mes de septiembre ofertó medio millón de asientos a 35 euros por trayecto para volar hasta este mes de marzo. ¿Duros a cuatro pesetas? Lo cierto es que ninguna línea aérea puede sobrevivir vendiendo pasajes con estas tarifas. Para ello, además de su peculiar modelo de negocio —vuelos punto a punto, aeropuertos secundarios, homogeneización de flota—, compensan los ingresos por venta de billete con la comercialización de otros servicios.

Un negocio que cada vez ocupa un lugar más destacado en su cuenta de resultados. Ryanair tiene intención de cobrar por utilizar los lavabos del avión, depositando una moneda en una máquina. Sólo en el primer trimestre de su año fiscal —de octubre a diciembre—, la británica Easyjet facturó cerca de 118 millones de euros por este concepto, un 82,9% más que en el mismo periodo del año anterior. Estas entradas suponen ya el 20% del total de los ingresos. En el caso de Vueling, este gasto supone el 14,2% de su facturación. De los 438,9 millones que ingresó en 2008, 62,1 millones correspondieron a dicho capítulo. En ese ejercicio, el llamado ingreso accesorio en esta firma presentó una media anual por pasajero de 10,55 euros frente a los 5,98 euros de 2007. El ingreso medio por pasaje fue de 54,35 euros.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here