Boeing patenta la idea de motores nucleares para aviones

0
122

(Aeronoticias) El Airbus A350 XWB, el avión más moderno del constructor europeo, llegó a Bogotá, última parada de su gira de presentación por América Latina, y permanecerá en Colombia en pruebas de altitud hasta el próximo lunes, cuando seguirá hacia Estados Unidos.

El avión, procedente de Sao Paulo, aterrizó en la base militar de Catam, anexa al aeropuerto internacional El Dorado de Bogotá.

El A350 XWB, de doble pasillo, tiene capacidad para 369 pasajeros, 42 de ellos en clase Business y el resto en económica, en filas de nueve sillas.

“Este avión, el último que ha sacado Airbus, es el más emblemático, es el más avanzado, tremendamente avanzado que existe en el mundo. Ha ido incorporando todas las tecnologías tanto materiales como en sistemas y en entretenimiento para el pasajero”, dijo el presidente para América Latina y el Caribe de Airbus, el español Rafael Alonso.

El avión está dotado con dos motores de última generación Rolls-Royce Trent XWB y con alas de diseño aerodinámico, en forma de aleta de tiburón, fabricadas en fibra de carbono adaptables según la fase del vuelo y la velocidad.

Estas características permiten una mayor eficiencia y un ahorro del 25 % en el consumo de combustible, explicó Alonso a bordo de este aparato, el número dos de la serie de cinco de prueba fabricados por Airbus.

El consumo de combustible en la aviación comercial es enorme, pero a falta de ver cómo esos aviones se plantean el uso de energía solar -algo que no parece tan lejano- algunos fabricantes se plantean alternativas de futuro de lo más interesantes… e inquietantes.

Es el caso de Boeing que acaba de obtener la patente de la USPTO en la cual se describe un sistema de motores a reacción basados en el uso de energía nuclear y de sistemas láser. El sistema en realidad no se limita a aviones comerciales, y en Boeing creen que es posible aplicarlo a misiles y a naves espaciales.

Un reactor de fusión por confinamiento inercial en miniatura.

El motor funciona concentrando haces de láser en un material radioactivo como el deuterio o el tritio. Una vez vaporizado ese material debido a la acción de los láser se produce una reacción de fusión, que sería análoga a la que se produciría en una pequeña explosión termonuclear. La producción de hidrógeno y de helio se expulsaría por la parte posterior del motor a una altísima presión y eso proporcionaría el impulso.

Al mismo tiempo, las paredes interiores de la cámara del motor, cubiertas con uranio 238 reaccionarían con los neutrones de alta energía producidos por la reacción nuclear y generarían enormes cantidades de calor, que serían empleadas por el motor y un refrigerante situado en la cámara de combustión para, a su vez, transformar esa combinación a una turbina y un generador que producirían la energía necesaria para hacer que los sistemas de láser pudieran seguir funcionando.

Ese procedimiento es prácticamente idéntico al que se está utilizando actualmente en los reactores experimentales de fusión por confinamiento inercial -que no por confinamiento magnético- como el que se está construyendo en el sur de Francia -Laser Mégajoule- o como el que lleva tiempo tratando de lograr los niveles de energía necesarios para su funcionamiento continuo en Estados Unidos.

Fuente: http://www.xataka.com/


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here