Brasil: Los estadios que no servirán para nada tras el Mundial

0
3

(Aeronoticias).– Brasil quiso tener 12 sedes, en vez de las 8 que le recomendó la FIFA para la Copa del Mundo.  De tanto insistir lo consiguieron y ahora enfrentan la posibilidad de quedar con cuatro elefantes blancos que no van a servir de mucho después del Mundial.

El primer estadio que salta a la vista es el Arena Amazonia de Manaos. El antiguo Vivaldão fue demolido para dar lugar a este recinto que emula una cesta de paja indígena y que costó US$240 millones para apenas albergar 4 partidos de primera ronda. En Manaos, ciudad ubicada en medio de la selva, hay cinco equipos y ninguno juega en primera división. Tampoco en segunda y menos en tercera. Solo el Nacional está en el  Brasileirão D y apenas lleva en promedio 1.200 asistentes a sus partidos. ¿Cómo harán entonces para llenar los 42.500 asientos de este nuevo estadio?

Además, según la agencia EFE, el mantenimiento mensual del recinto cuesta unos US$222.563, un monto que la ciudad no podrá cubrir. Por eso el gobierno regional ha pagado cerca de US$451.263 a una consultora para que a fin de mes presente un modelo de negocio que lo haga rentable.

A tal punto llega la incertidumbre que el año pasado el director del sistema penitenciario de Amazonas propuso transformarlo en una cárcel después del torneo para hacer frente al hacinamiento.

Con información de El Comercio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here