Cada vez más cerca, por Jefrey Buenaventura

0
10

(Aeronoticias).– La República del Ecuador hace poco acaba de dar un importante paso en materia de reconocimiento del derecho de las minorías sexuales de ese país.

El debate que no se logró abrir a través del Parlamento finalmente se consiguió mediante el voto ajustado de la Corte Constitucional, una medida que ha despertado la sorpresa y el interés en los demás de países de la región que aun no han legislado el tema.

En esa línea, las voces del “cada vez más cerca” se sienten y retumban a la vuelta de nuestro Congreso elevando la esperanza de muchos a la idea de que algún día, en algún momento no muy lejano dicha medida será ley, una normativa que ilumine los ambientes de nuestra sociedad en un tono multicolor que exprese la existencia de la diversidad y el amor sin diferencias ni exclusiones.

El camino hacia la aprobación de una unión igualitaria para las personas que quisieran acoger ese camino, toman poco a poco la forma de una realidad no muy distante. La sociedad peruana, especialmente los jóvenes, son cada vez más conscientes y eso sin lugar a dudas es un importante paso para erradicar el rechazo y la discriminación.

No obstante, el uso de las herramientas políticas en particular como la homofobia son una de las causantes del lento avance o retroceso en materia de derechos humanos afectando a la sociedad en su conjunto pues no solo debilita las bases avanzadas hasta cierto tramo por actores políticos, organizaciones civiles y sociales sino que además erosiona significativamente las libertades de la persona humana.

Las diversas formas represivas generan un espacio de mayor vulnerabilidad pues la comunidad homosexual se enfrenta a un peligro afianzado en la marginalización a través de situaciones restrictivas que hacen que los derechos LGBT+ sean los primeros en ser atacados y los últimos en ser defendidos.

Por ello, urge una educación con enfoque de género sin miedos ni tapujos que busque forjar la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres en todos sus niveles educativos y sociales. No en vano más del 80% de la población se mostró a favor de la medida, según Ipsos.

Dicha aplicación debe brindarse con profesionalismo y libre de ideologías de miedo, cerradas o surrealistas. Debe ser implementada fundamentalmente desde los sectores marginales, en donde el Estado ha hecho poco o nada pues a las generaciones futuras de esos grupos familiares, en su mayoría, disfuncionales, no solo les interesa sino que por sobre todo, lo necesitan.

Los miedos van quedando atrás mientras que las campañas de terror pierden sentido ante una realidad ineludible.

Existen, existimos y existiremos, heterosexuales, bisexuales, gays, trans, etc, porque el amor en sus múltiples formas y colores esta cada vez más cerca…

– Foto referencial EFE.


p.p1 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; text-align: justify; font: 12.0px Helvetica; color: #454545} p.p2 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; text-align: justify; font: 12.0px Helvetica; color: #454545; min-height: 14.0px} p.p3 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Helvetica; color: #454545; min-height: 14.0px} p.p4 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Helvetica; color: #454545}

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here