Cese ilegal del presidente del Indecopi respondería a intereses de grandes empresas

El régimen de Dina Boluarte cesó sospechosamente de forma ilegal al presidente del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi), Julián Palacín Gutiérrez

0
267

(Aeronoticias): El régimen de Dina Boluarte cesó sospechosamente de forma ilegal al presidente del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi), Julián Palacín Gutiérrez, quien, en vista de ser titular de una institución autónoma como el BCR, sólo puede ser cesado por falta grave en sus cinco años que debe permanecer en el cargo, según DL 1033.

Como se sabe, Palacín estaba desempeñando una excelente labor imparcial ajustada a Ley, pero estaba haciendo noticia por hacer respetar la independencia de su institución imponiendo fuertes multas totalmente justificadas a grandes empresas como Repsol y otras que buscan actuar con impunidad.

Ese desempeño debe haber movilizado a los lobbies de este gobierno, que acaba de perpetrar ayer el acto ilegal de remover de su cargo a Palacín, aduciendo que no cumple con los requisitos mínimos, según Resolución Suprema N.° 051-2023 que lo cesa.

En reemplazo la PCM, al frente del impresentable Alberto Otárola, designó a la abogada Karen Cáceres Durango, quien era la secretaria administrativa de la PCM desde diciembre del 2022. La Resolución Suprema n° 051-2023 sustenta que Palacín no cumple los requisitos mínimos establecidos en la Ley 31419 para ejercer el cargo; sin embargo, el profesor e investigador de la PUCP José Távara, citado por La República, explica que esta misma ley precisa que solo se aplica para funcionarios de libre remoción y que no es el caso del presidente de Indecopi.

“Los cargos tienen que tener un mandato de duración definida, tienen que estar libres de presiones, lo que se logra de alguna manera con impedir la remoción arbitraria, y es lo que a mi juicio ha ocurrido, porque han vulnerado claramente el artículo 6 del DL 1033, apelando a otro decreto legislativo que establece una interpretación engorrosa, muy poco transparente y discrecional”, explicó Távara.

Si bien el profesor Távara afirmó no conocer la trayectoria de la señora Cáceres, expuso que es un “grave problema” cuando los miembros del Consejo Directivo de una entidad como Indecopi han ocupado cargos de confianza en otros ministerios. “Es a través de los canales de presión política que se transmiten las presiones de los grupos de poder, que a veces tienen procedimientos en curso en el Indecopi. Lo cual es gravísimo”, enfatizó.

Hania Pérez de Cuéllar defiende sus estudios de Ciencias Políticas, Económicas y Estudios Sociales reconocidos en la Sunedu, pero ni siquiera llegan a dos años y fueron realizados en una universidad francesa Pierre Mendès, cuyo portal no funciona. También es conocida como Universidad de Grenoble II, y su  nivel, más que nivel universitario, se asemeja a uno superior técnico.

Adicionalmente, la Sunedu le reconoció un grado de magíster en Desarrollo Económico y Social por la Universidad de Panthéon La Sorbona Francia, pero no se entiende por qué una persona que no tiene grado de bachiller ni el equivalente a licenciatura en el Perú puede estudiar una maestría. La Panthéon Sorbonne no es la Universidad de la Sorbona, pues mientras que ésta figura en un puesto 40, en promedio, entre las primeras del mundo, la Panthéon figura entre el 600 y 800, es decir, ni siquiera lo admitido por la Sunedu, que exige un puesto internacional máximo de 500. Cualquiera se impresiona con el nombre La Sorbona, pero no así; es OTRA universidad. Parece que le dieron ese nombre para confundir en otros países a quienes no conocen las universidades de Francia.

Hania Pérez de Cuellar sólo registra estudio técnico de un año y medio y no es abogada, pero la mantuvieron en el cargo de presidente ejecutiva del Indecopi

Al parecer las mafias e intereses monopólicos o semimonopólicos movieron sus garras porque el Indecopi podría corregir las distorsiones y abusos del mercado para propiciar prácticas justas, por lo cual ciertas mafias perderían sus malolientes privilegios, por ello han emprendieron una febril campaña contra el abogado Julián Palacín Gutiérrez, tras ser nombrado titular de dicha institución.

Para sorprender a la opinión pública inflaron el currículum de Hania Pérez de Cuellar, quien le precedió en la Presidencia Ejecutiva del Indecopi. Ella no es abogada, como tradicionalmente lo han sido todos los titulares del Indecopi, porque, aunque no hay norma que lo precise, es la profesión más idónea para desempeñar el cargo.

El único título que tiene registrado en la Sunedu es de técnico, de un año y nueve meses de duración. Además, tiene un diplomado, sin precisar la duración de esta formación. Como se sabe, hay diplomados desde pocos días de duración.

Sus defensores señalan otros grados, no obstante, no tiene que ver con el derecho ni con las materias que ocupan al Indecopi.

Sólo hay esto en la Sunedu sobre estudios registrados de Hania Pérez de Cuellar:

titulo Hania pd c

Mutilan hoja de vida de Palacín

Por diversos medios, en especial aquellos que defienden grandes intereses, presentaban un currículo mutilado de Palacín, borrando el 90% para hacer creer a la opinión pública que nunca hizo nada.

La verdad es que L’Institute d’Études Politiques de Grenoble es un instituto técnico de carreras Públicas y Políticas, donde estudió Hania Pérez de Cuellar, el año y nueve meses, no la calificó como egresada de ninguna universidad, ni tiene título universitario y tampoco ha revalido título universitario alguno en ninguna universidad del Perú según SUNEDU, y en consecuencia no puede ejercer profesión alguna en el Perú, pero eso no lo dice la prensa mermelera.

Su sucesor, el abogado peruano Julián Palacin Gutiérrez, tiene siete años de estudio en la universidad privada San Juan Bautista, los primeros seis años obtuvo el Título de Bachiller en Derecho y el séptimo año el título profesional de Abogado, se incorporó al Ilustre Colegio de Abogados de Lima en el 2008, con Registro CAL N.º 46570, socio del Estudio Jurídico Julián Palacin Abogado.

Palacín es asociado e investigador del Instituto Peruano de Derecho Aéreo y es miembro de la Sociedad Peruana de Derecho Internacional.

Es perito de Seguros Generales del Registro de Intermediarios y auxiliares de Seguros, empresas de Reaseguros del exterior y actividades de Seguros Transfronterizas, con matrícula PN-338, Resolución SBS N.º 3533 – 2019 de la Superintendencia de Banca, Seguros y Administración de fondos de pensiones.

Es autor de la investigación académica “Cómo se prueba el daño moral cuando se sobrevive en un accidente aéreo”, publicado en la pág. 161 del libro de la Comisión Consultiva de Derecho Aeronáutico del Espacio y de la Aviación Comercial (CCDACAL , 8/03/12 – 08/03/13).

Ha defendido en el Poder Judicial, en INDECOPI, en la Cámara de Comercio de Lima y en las Salas y en La Corte Suprema casos de defensa de los derechos del consumidor durante trece años, y extrajudicialmente ha defendido a cientos de consumidores víctimas de accidentes aéreos que están respaldados por sus recibos de honorarios profesionales.

Integró sucesivamente las Comisiones Consultivas de Derecho Aeronáutico del Espacio y de la Aviación Comercial del Colegio de Abogados de Lima entre el 2010 hasta el 2017.

Nos preguntamos entonces, aquellos medios que dicen hablar en favor de la “meritocracia”, ¿por qué no publicaron artículos en primera plana cuando nombraron a Hania Pérez de Cuellar, como lo han hecho con Palacín? ¿Por qué nunca criticaron que ella fue más conocida por trabajar dando consejitos de moda a Nadine Heredia en Palacio de Gobierno, como bien recuerda La Primera, y por lo cual cobraba jugosos sueldos en planilla dorada? Ella era la que estaba tras los feos vestidos de Nadine Heredia, pero no tenía experiencia en materias de competencia del Indecopi.

Fuente: www.connuestroperu.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here