China intenta deshacer el predominio en la aviación mundial de Airbus y Boeing

0
46

(Aeronoticias).-  China se prepara para contraatacar el predominio europeo y estadounidense en el mercado de la aviación mundial. Con sus planes de desarrollar un avión de medio recorrido, que despegaría a partir de 2014, China pretende terminar con la hegemonía de Airbus y Boeing.

En la feria internacional de Zhuhai, en el sur de China, el fabricante de aviones Comac debutó en una presentación impresionante con su C919. La compañía pudo mostrarse orgulloso de su cartera de pedidos con un encargo de 100 aviones de se tipo.

 

China intenta deshacer el predominio en la aviación mundial de Airbus y Boeing

 

Sin embargo, sus clientes son en su totalidad aerolíneas estatales chinas. A ello hay que sumar la flota destinada al alquiler del Banco de Desarrollo Chino y General Electric. El grupo estadounidense participa en el proyecto a través de su socio CFM y junto con el francés Safran, que suministrará los motores de turbinas. Es evidente que China desea construir el tercer pilar de la industria aeronáutica global.

Airbus y Boeing están preocupados, ya que en la sede de Airbus en Toulouse hace tiempo que se intentan idear estrategias defensivas, pero hasta ahora no se ha adoptado ninguna decisión. Al presidente del fabricante europeo de aviones, el alemán Thomas Enders, le gustaría equipar el producto estrella A320 con motores de bajo consumo para elevar una vez más la capacidad competitiva del avión.

Desde un punto de vista estratégico, la remotorización es sensata, asegura Enders. «Pero también debo asegurarme de que contamos con los medios para ello», afirma.

Lo que está claro es que el «duopolio» europeo estadounidense tiene todas las papeletas para desaparecer en los próximos diez años. Tampoco la competencia de Brasil, Rusia y Japón debería infravalorarse, advierte Enders.

Los fabricantes de aviones chinos son considerados especialmente peligrosos en la competencia. «China es la única economía continental con voluntad nacional, músculo, capacidad y todos los demás ingredientes necesarios para construir aquello que Estados Unidos y Europa crearon hace 30 años», señaló recientemente Shane Tedjarati, del distribuidor de aviones estadounidense Honeywell al diario «China Daily». Y una de las mayores preocupaciones son las ayudas estatales.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here