Chipre se arrima al oso para salvar su economía

0
50

(Aeronoticias).- Desde que reventó la crisis económica en Europa, los balbuceos de los líderes del viejo continente sólo pronunciaban, aletargados: No hay plan B. Pero para la isla chipriota, sumida en una de sus crisis bancarias más grandes, tienen todavía con quien negociar si el asunto se pone peliagudo: la expotencia comunista, y hoy miembro del BRICK -acrónimo de los cinco países emergentes del siglo XXI-: Rusia.

Usando un despliegue de contactos, las autoridades de Chipre se niegan a sacrificar a sus ciudadanos ante las exigencias de la Troika, quienes impusieron un tributo a los ahorros bancarios, con diferenciaciones marcadas para quienes posean más y menos de 100 mil euros en cuentas. Y si bien la autoridad europea vio este juego con los rusos como un desdén al préstamo de 10 mil millones para sanear sus cuentas, Chipre no ha parado desde entonces.

Incluso si la Unión Europea le desembolsara los 10 mil millones de euros, el estado chipriota debería hacerse de otros cuatro o cinco mil millones para pagar la deuda. El Estado piensa poner a disposición valores inmobiliarios, mientras la iglesia se ofreció a participar hipotecando sus bienes.

Con información del Huffington Post.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here