COGA es responsable de los daños a los helicópteros privados en atentado terrorista de Kiteni

0
8

(Aeronoticias) La Compañía Operadora del Gas del Amazonas (COGA), es la explotadora del aeródromo de Kiteni, situado en la Convención-Echarate, según Resolución Directoral de la Dirección General de Aeronáutica Civil del Ministerio de Transportes 012-2011-MTC-12, expresó Julián Palacin Fernández, Presidente de la Comisión de Derecho Aeronáutico del Ilustre Colegio de Abogados de Lima (CAL) y abogado del Estudio Jurídico  Palacin Abogados www.estudiojuridicopalacin.com, especializado en asuntos de aviación.

Dicho aeródromo, expresó el experto, está a 2,578 pies con una orientación magnética 07-25 y tiene una dimensión de 1,000 metros por 20, su superficie es gravacompactada y el responsable de la seguridad es la Compañía Operadora del Gas del Amazonas S.A.C. (COGA), por ello, dijo, de conformidad al Artículo 139 de la Ley 27261, Ley de Aeronáutica Civil del Perú, el explotador-COGA-de un aeródromo es responsable frente a los propietarios y explotadores de aeronaves siniestradas.

El Estudio Jurídico Palacin en la actualidad viene llevando un conocido proceso civil de repetición ante el 15° Juzgado Comercial de Lima, en representación de reaseguradores ingleses, quienes pagaron más de 2 millones y medio de dólares por el siniestro-secuestro de la aeronave-Cessna Grand Caravan 0B-1922P ocurrido en Nasca el 10 de junio de 2010, el reaseguro pagó y ahora repite contra los reaseguradores del explotador del aeródromo explotado por CORPAC, verdadero responsable de este secuestro aéreo por haber incumplido sus obligaciones, lo que mereció inclusive una Resolución Directoral de la DGAC del MTC por las infracciones aeronáuticas que desencadenaron el secuestro aéreo en el aeródromo María Reiche de Nasca.

En el caso de Kiteni es similar, dijo el abogado, los reaseguradores luego de pagar el siniestro de los 3 helicópteros tienen expedito el derecho a demandar a los juzgados comerciales-vía repetición-contra la Compañía Operadora del Gas del Amazonas S.A.C. (COGA) contra su compañía de seguros y reaseguros, ya que a nivel nacional la Ley 27261, Ley de Aeronáutica Civil, es clara «el explotador de un aeródromo es responsable frente a los propietarios y explotadores de aeronaves por los daños que sufran las aeronaves en caso de incumplimiento o de ejecución parcial, tardía o defectuosa de sus obligaciones» y en este caso COGA de acuerdo a la Ley 27261, era la responsable de tener un programa de seguridad adecuado en el aeródromo de Kiteni para prevenir y repeler los actos terroristas.

Los ataques narcoterroristas en Kiteni, Cusco, continúan, sin embargo en el tema aeroportuario hay una improvisación total, corresponde a la Dirección General de Aeronáutica Civil del MTC, al certificar el aeródromo de Kiteni, verificar que el explotador COGA, garantiza la seguridad, por lo que este atentado terrorista contra este terminal aéreo probaría que la DGAC del MTC no habría hecho bien su trabajo. Es más, se tiene que someter este caso a la Junta de Infracciones y Sanciones de la DGAC del MTC contra COGA, de conformidad al Artículo 157 de la Ley 27261, para que exista una investigación administrativa imparcial que permita no solo sancionar administrativamente al explotador del aeródromo que evidentemente no contó con un programa de seguridad adecuado, sino que además se tiene que buscar prevenir a futuro hechos similares en otros aeródromos.

Este aeródromo que sirve de salida y llegada de los trabajadores del proyecto Camisea, militares y policías fue dañado con explosivos porque sencillamente en el proceso de certificación realizado por la Dirección General de Aeronáutica Civil del MTC no se evaluó la necesidad de una seguridad integral maxime si en la zona operan las columnas terroristas más sanguinarias del VRAE.

En el hecho en sí, pasada la medianoche, los narcoterroristas llegaron a la zona y el aeródromo de Kiteni, responsabilidad de COGA, no tuvo prácticamente seguridad, es por ello que los terroristas sin resistencia alguna le prendieron fuego a tres helicópteros, dos de la empresa Los Andes y uno de Helisur.

El Anexo 17 al Convenio sobre Aviación Civil Internacional o Convenio de Chicago de 1944 trata sobre la seguridad y lo podemos encontrar explicado en el libro “La OACI y la CLAC en el Desarrollo del Transporte Aéreo en la Región”, página 102, autor Julián Palacin Fernández y que fuera presentado en Lima en 1994 por el entonces Presidente del Consejo de la OACI, Dr. Assad Kotaite, aquí podemos ver que la expresión, seguridad contempla el título “Protección de la aviación civil contra los actos de interferencia ilícita” y se les exige a los explotadores, tanto de aeronaves como aeropuertos en el Capítulo 5 “un programa de seguridad adecuado”, que en ese caso ha incumplido COGA sin que la DGAC del MTC haya advertido esta insuficiencia del programa de seguridad, expresó Julián Palacin Fernández, quien además ha sido Presidente de la Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación Comercial (CORPAC).

Ante la vulneración de la seguridad y la consumación de los actos terroristas, COGA solicitó el apoyo de las Fuerzas Armadas y una prueba más de que el programa de seguridad aprobado por la DGAC para la explotación del aeropuerto de Kiteni, es que los solados del Ejército Peruano no pudieron acceder al lugar por la poca visibilidad y porque al parecer la zona estaría minada por los delincuentes terroristas. El autor del ataque sería el camarada ‘Gabriel’, refiere una fuente policial.

Lo que algunos pobladores pudieron ver son las pintas subversivas y un papel con requerimientos.

En un comunicado, el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA) indicó que la incursión de los senderistas sucedió a las 00:30 de la mañana y que no existen heridos ni personas secuestradas.

El CCFFAA dispuso que el Comando Especial del valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) que opera en la zona «intensifique las operaciones y acciones de persecución para la captura de estos delincuentes terroristas».

Según versiones periodísticas, la intención inicial del grupo armado era emboscar a una patrulla militar, pero esta se desvió del lugar, por lo que atentaron contra los helicópteros.

La operadora del Gasoducto del Sur suspendió el mantenimiento de su infraestructura en Kiteni, en la selva del Cusco, donde una columna de Sendero Luminoso incendió tres helicópteros que usaban para supervisar la zona, poniendo en riesgo el transporte del combustible en el país.

Un grupo de senderista destruyó en la madrugada de ayer tres naves con las que la firma Transportadora de Gas del Perú (TGP) movilizaba a sus trabajadores para el servicio de operación y mantenimiento del ducto en la selva sur del país.

«Este último hecho, además de generar la total suspensión de las actividades de mantenimiento en la zona de conflicto, nos imposibilita dar respuesta a cualquier incidente o situación de emergencia que pueda afectar la continuidad del transporte», señaló la compañía en un comunicado.

Fuentes de las empresas afectadas manifestaron, que cuando se produjo el secuestro de colaboradores del proyecto Camisea, en abril último, el aeródromo de Kiteni fue resguardado por agentes de las fuerzas combinadas, pero que actualmente los militares y policías se han retirado, sin embargo consideramos que la DGAC del MTC no debió mantener operativo este aeródromo hasta tanto COGA no haya cumplido como explotador del mismo con un programa de seguridad adecuado, de conformidad al Anexo 17 al Convenio sobre Aviación Civil Internacional y a sus obligaciones previstas en la Ley 27261 como explotador del aeródromo.

La explotación del aeródromo de Kiteni es responsabilidad de COGA y es esta empresa privada la que tiene que garantizar un programa de seguridad adecuado que impida cualquier atentado terrorista contra el terminal aéreo, afirmó Julián Palacin Fernández, Presidente de la Comisión de Derecho Aeronáutico del Colegio de Abogados de Lima (CAL).

Es COGA quien tiene que coordinar con las Fuerzas Armadas, pero no puede ahora endosar su responsabilidad al Estado, cuando es esta empresa privada responsable, de conformidad a la Ley 27261 y su Reglamento, que recepta los principios del Anexo 17 del Convenio de Chicago de tener un programa de seguridad adecuado, y no inadecuado que originó pérdidas cuantiosas para compañías reaseguradoras a nivel internacional.

COGA es responsable de los daños a los helicópteros privados en atentado terrorista de Kiteni

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here