COMIENZA JUICIO A ÚLTIMO DICTADOR DE ARGENTINA

0
3
La justicia Argentina comenzó este lunes el proceso contra el último dictador de Argentina, Reynaldo Bignone, otros seis militares retirados y un ex policía acusados de 56 casos de secuestros, torturas y asesinatos en Campo de Mayo. Bignone está acusado de privaciones de la libertad y torturas cometidas entre 1976 y 1978 en distintas instalaciones de Campo de Mayo, la mayor guarnicición del Ejército.
El ex presidente militar, de 81 años y quien cumple prisión preventiva domiciliaria, dio la orden en 1983 de destruir la documentación sobre violaciones a los derechos humanos cometidos en la última dictadura militar (1976-1983).
COMIENZA JUICIO A ÚLTIMO DICTADOR DE ARGENTINA
Dentro del recinto donde se desarrolla el proceso judicial se encuentran familiares de los desaparecidos que portan letreros y fotos de sus seres queridos.
Una de las querellantes, Cati Almeira, dijo a AP que el proceso judicial es un «logro y un momento histórico».
«Lo mínimo que quisiéramos es cadena perpetua, es lo que corresponde por estos crimenes aberrantes», dijo la mujer, cuyo hijo Alejandro, de 20 años, desapareció en manos de los militares. «Jamás perdonaremos y nunca nos reconciliaremos hasta que veamos al último enjuiciado».
La sentencia del juicio se dará a conocer en febrero próximo, estima el abogado Pablo Llonto, quien representa a algunos de los familiares de desaparecidos.
El proceso contra los acusados se abrió en 2003 y ha tardado seis años en llegar a juicio oral, debido a distintas leyes e indultos que exculparon a los militares y que finalmente fueron anulados.
Bignone, quien fue presidente de facto en 1982 y 1983, es responsable del documento que dispuso el final de la lucha de los militares contra los «subversivos» izquierdistas, el cual dictaminaba que los desaparecidos en ese entonces ya habían muerto.
También firmó la ley de amnistía para los implicados en desapariciones y homicidios, después anulada por el Parlamento.
Junto a Bignone están acusados Santiago Omar Riveros, quien sufre una condena a prisión perpetua por otros casos de violaciones a los derechos humanos, y otros generales retirados, todos octogenarios: Eugenio Guañabens Perelló, Jorge García, Eduardo Alfredo Espósito y Fernando Exequiel Verplaetsen, quien fue jefe de inteligencia de Campo de Mayo.
Otros imputados sentados en el banquillo son el coronel retirado Carlos Alberto Tepedino y el comisario policial, también retirado, Germán Montenegro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here