Cómo son los primeros aviones del mundo propulsados por baterías

Naves eléctricas como el Pipistrel Velis Electro podrían ser la solución para un transporte aéreo ecológico

0
136

(Aeronoticias): En junio de 2020, cuando el mundo estaba paralizado por la pandemia de COVID-19 y los cielos permanecían vacíos, un avance significativo en la aviación ocurrió discretamente en tierra. La Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea (EASA), certificó un pequeño avión biplaza fabricado en Eslovenia como seguro para volar. Este avión, el Pipistrel Velis Electro, tiene una particularidad: se convirtió en el primer avión eléctrico totalmente certificado del mundo y, hasta la fecha, sigue siendo el único en su categoría.

El logro representa un creciente interés y confianza en la fiabilidad de los aviones eléctricos”, dice Tine Tomažič, director de ingeniería y programas en Pipistrel, en declaraciones a la BBC Science Focus Magazine.

Y agregó: “Recientemente completamos la producción de nuestro Velis Electro número 100, marcando un hito significativo para Pipistrel y la industria”.

El Velis Electro, diseñado específicamente para entrenamiento de vuelo, tiene una autonomía de 100 millas náuticas (185 km) y es impulsado por un motor eléctrico de 58 kilovatios con dos baterías de litio ligeras. Este sistema ha demostrado niveles de seguridad equivalentes o superiores a los de las aeronaves tradicionales.

El tren motriz está completamente refrigerado por líquido”, explicó Tomažič. “La aeronave entrega potencia instantáneamente y sin vacilación. Usa una interfaz de usuario simplificada en una cabina que mantiene la misma apariencia y sensación que sus hermanos con motor convencional”, concluyó.

En el futuro, esperan desarrollar un modelo de cuatro plazas con un alcance de 200 millas (370 km) y está colaborando con la UE en el proyecto Unifier 19 para conectar áreas remotas dentro de Europa con aviones eléctricos de bajas emisiones.

Aviones y medioambiente

El Alice, de la empresa israelí Eviationes un avión “commuter” de nueve plazas que realizó su primer vuelo de prueba en 2022. Otro caso es el de Wright Electric que, en asociación con EasyJet, está desarrollando un avión eléctrico de 180 plazas.

Guy Gratton, piloto de pruebas de aviones eléctricos, es cauteloso respecto a las expectativas sobre los aviones eléctricos: “Si la tecnología de las baterías no se escala para cubrir vuelos de media y larga distancia, entonces los aviones alimentados por baterías resolverán una parte bastante pequeña de un problema grande y creciente”.

Según Gratton, quien también es profesor asociado de aviación y medio ambiente en la Universidad de Cranfield, Reino Unido, la aviación actualmente no es un gran contribuyente al cambio climático, aunque esto podría cambiar.

La aviación está generando alrededor del dos y medio por ciento del carbono global. Pero hay estudios que sugieren que la contribución a través de las estelas de condensación puede ser bastante peor, por lo que tal vez sea de alrededor del siete por ciento”, dijo Gratton.

La industria mejora sus emisiones en aproximadamente un dos por ciento por milla de pasajero por año, pero también crece a un ritmo del cinco por ciento anual. Con la demanda global de transporte aéreo estimada para duplicarse para 2040, las emisiones totales de la aviación están en camino de aumentar, lo que las posiciones como uno de los mayores contaminantes del mundo.

El hidrógeno podría ser una solución viable para la descarbonización de la aviación. Airbus, por ejemplo, espera comercializar su concepto de avión cero emisiones por hidrógeno, ZEROe, para 2035. ZeroAvia, con sede en los Cotswolds, llevó a cabo en 2023 el vuelo inaugural de un Dornier 228 de 19 plazas adaptado con un prototipo de tren motriz hidrógeno-eléctrico.

Otra compañía, Sirius Aviation, está desarrollando un jet de negocios de despegue y aterrizaje vertical eléctrico a hidrógeno (eVTOL), que promete eficiencia superior. “En nuestra pila de combustible, la eficiencia es del 50 por ciento”, explicó Alexey Popov, CEO de la empresa.

Gratton concluyó que no hay una única solución clara y sostenible al combustible para aviones. “Necesitamos una combinación de todas las formas de combustible alternativo, incluyendo biocombustibles y electrocombustibles”, señaló Gratton.

Fuente: Infobae.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here