Creador de crisis, Lehman Brothers (1850-2008)

0
17

(Aeronoticias).- A un lustro de la caída de uno de los bancos más grande de Estados Unidos, Lehman Brothers, parece que la gente más poderosa en el mundo económico no actúa de acuerdo a las premisas de Joseph Stiglitz, escritor del libro Caída Libre, documento que trata sobre cómo se gestó una crisis y los niveles de participación de cada actor que abonó en pro de la mayor catástrofe financiera desde la Gran Depresión,

Según Stiglitz, las deficiencias políticas en materia económica impidieron que las autoridades encargadas de evitar los excesos de los bancos realizaran su trabajo, los intelectuales que avisaban de los riesgos tomados por los bancos para prestar a personas insolventes eran posteriormente no oídos y que a muchos bancos, incentivando a sus trabajadores por bonos de eficiencia, promovieron préstamos masivos a gente con una nota crediticia o muy paupérrima, o irreal.

Para el diario El País, el asunto fue demasiado lejos: «Al hacer balance de la crisis, la Reserva Federal de Dallas acaba de publicar un estudio en el quE revela que la Gran Recesión va a cosar hasta 120 000 dólares a cada familia en EE.UU.», para después sentenciar: «Es como borrar de un plumazo casi todo el PBI de la mayor potencia del mundo».

Regresando en el tiempo, durante la Gran Depresión se dio una ley para evitar la fusión de bancos comerciales y de inversión, ley a la que echaron tierra con el expresidente Bill Clinton. Actualmente, los cuatro bancos más grandes de Estados Unidos son un tercio más grandes antes que la debacle de su compañera, Lehman Brothers -siguiendo con el diario español-, pero no se ha reforzado un real mecanismo que pueda vencer al lobby «wallstreetniano».

¿Qué puede importarle a quienes están en la cima? Total, son millones de desempleados.

Con información de El País.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here