Cristina Fernández de Kirchner reaparece en actos públicos

0
34
(Aeronoticias) El día de mañana, lunes 01 de noviembre, día de todos los muertos, la leona de la política argentina Cristina Fernández de Kirchner reaparecerá en actos públicos. Luego saldrá de gira. Lanzan el “operativo clamor” para la reelección y la presidencia del PJ.

La actividad en Casa Rosada, según indicó el subsecretario de Medios, Alfredo Scoccimarro, será intensa. La presidenta permanecerá recluida en su residencia privada de El Calafate durante el fin de semana, tras participar de las exequias de su esposo, el ex presidente Néstor Kirchner, quien falleció el miércoles de un paro cardiorespiratorio.

 

Cristina Fernández de Kirchner reaparece en actos públicos
 
Por su parte, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, expresó que “la presidenta va a volver a trabajar rápidamente” y agregó que existe “responsabilidad junto a gobernadores e intendentes de apoyarla fuertemente para llevar adelante el gobierno”.

Según publicó el diario Tiempo Argentino, durante el velatorio en Casa de Gobierno la jefa del Estado comentó por lo bajo a sus colaboradores: “dos días de duelo y redoblamos”.

Ayer, Cristina le pidió a su gabinete que no viajara a Río Gallegos y quedara trabajando en Buenos Aires.Los ministros y gobernadores esperan que en las próximas horas comiencen las instrucciones de la presidenta sobre el rearmado del circuito político, según informaciones del diario El Litoral de Santa Fe, Argentina.

Antes del final de la semana, la presidenta emprendería una gira asiática. El 8 y 9 de noviembre la aguardan para una visita de Estado en Vietnam y de allí seguirá a Corea del Sur para la cumbre del G-20. A fin de noviembre la espera la cumbre de la Unasur en Guyana, en la que se prevé un homenaje especial a Kirchner, el fallecido secretario general. Y enseguida deberá ser la anfitriona de la Cumbre Iberoamericana en Mar del Plata.

Todo el poder

“Cristina va a ejercer todo el poder y eso incluye asumir en el PJ”, confirmó en la Casa de Gobierno un importante funcionario nacional a metros de donde la presidenta velaba los restos de su marido y vaticinó un “operativo clamor” para lograr ese objetivo.

La frase, sumada a la que el canciller Héctor Timerman había dicho a un canal de noticias extranjero dando por segura la reelección de la jefa del Estado en 2011 -y de la que otros funcionarios salieron al cruce por “apresurada”-, deja en claro que ya comenzó en el oficialismo la estrategia para los tiempos próximos.

Con la desaparición de Kirchner, su esposa quedó habilitada en forma natural para buscar su reelección porque sólo su marido podía alterar ese derecho que ahora nadie se animará a disputar, aunque el camino no estará libre de pujas internas.

Pero para hacerse cargo del PJ, un espacio del que la mandataria prefirió mantenerse alejada, los kirchneristas apuestan a un “operativo clamor” que presione sobre los dirigentes más díscolos para que no pongan piedras en el camino de la presidenta a fin de ocupar el lugar dejado vacante por su esposo.

Conversaciones sobre las alternativas para lograr este objetivo se escucharon las últimas horas a metros del ataúd con los restos de Kirchner y -en una clara muestra de que buscaban trascendencia y contrariamente a lo que pasaba horas atrás- las charlas continuaron frente a los periodistas.

Frentes

En la Rosada analizan que la presidenta tendrá dos frentes de tormenta. El primero en el seno de su propio gobierno, donde están muy marcadas las distancias entre el “círculo íntimo” de los históricos como Julio De Vido (ministro de Planificación) Carlos Zannini (Legal y Técnica) e Héctor Icazuriaga (SIDE) y los “periféricos pero fieles” como el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; o el titular de Interior, Florencio Randazzo.

Esta puja será dirimida rápidamente por la mandataria, señalaron desde los “históricos” y hasta se animaron a vaticinar cambios en el gabinete, pero el segundo frente no es tan fácil y está relacionado con ejercer todo el poder, Partido Justicialista incluido.

En efecto, el PJ quedó ahora a cargo de Daniel Scioli, pero su pata más importante es la provincia de Buenos Aires, donde talla Hugo Moyano por decisión, precisamente, del mismo Kirchner. En el entorno presidencial advierten que el crecimiento político del camionero es un salvavidas de plomo para la jefa del Estado y, aunque admiten que por ahora es útil su poder de movilización sindical, ponen fichas a que se puede “limar” su presidencia en el PJ de Buenos Aires.

El kirchnerismo busca lanzar de inmediato una campaña para impulsar que la gente reclame en público a la presidenta que asuma con titular del PJ a nivel nacional. De allí, a influir fuertemente en el peronismo provincial, a cargo del titular de la CGT, hay un solo trecho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here