Crítico literario fustiga a Paulo Coelho

0
5

 

(Aeronoticias).- Héctor Abad Faciolince, luego de haber leído los libros del escritor brasileño Paulo Coelho -como se desprende de alguno de sus párrafos-, respondió los motivos acerca de cómo éste es un mal escritor y, sin embargo, vende por millones, alertando de antemano que existen libros mediocres que no venden, y libros de «impecable» creación que se venden por millares.

«Quizá Coelho disfrazaba de misterio y asombro las puras tonterías. Oigan esta, por ejemplo: “Era un día caluroso y el vino, por uno de estos misterios insondables, conseguía refrescar un poco su cuerpo”. De verdad, qué misterio insondable que un líquido quite la sed».

Luego señala que el recurso más atractivo usado por Coelho para atraer lectores es la temática del poder de adivinación y la sabiduría por lo sobrenatural. Para explicarlo a profundidad, se remite al filósofo Thomas Hobbes y su obra Leviatán: «Así se hizo creer a los hombres que encontrarían su fortuna en las respuestas ambiguas y absurdas de los sacerdotes de Delfos, Delos, Ammon y otros famosos oráculos, cuyas respuestas se hacían deliberadamente ambiguas para que fueran adecuadas a las dos posibles eventualidades de un asunto».

Pero este saber esotérico, ligado a la brujería y a los pactos con el diablo, es endulzado para que el lector no se atormente, señala Abad. \»Coelho lo combina con dosis adecuadas de cristianismo tradicional: citas de la Biblia, cuadros del Sagrado Corazón de Jesús, rezos del Padrenuestro… El público mayoritario no se siente en pecado porque lee herejías, y el narrador, al tiempo que se hace pasar por alguien dotado de poderes paranormales (capaz incluso de telepatía), deja saber que él es también un buen cristiano, a pesar de sus coqueteos con la magia».

Acerca de la construcción de las obras del escritor brasileño, el crítico acusa a Coelho de usar estrategias narrativas desgranadas hace casi 90 años por Vladimir Propp, narratólogo que analizó las formas del cuento infantil. Según el ruso: «Cambian los nombres de los personajes, pero no sus acciones, o funciones, por lo que se puede concluir que el cuento le atribuye operaciones idénticas a personajes distintos».

Y puntualiza: «Tomen ustedes cualquiera de los libros de Coelho y verán lo fácil que resulta identificar situaciones como las siguientes, señaladas por Propp en su Morfología: “El héroe abandona la casa”; “el héroe es puesto a prueba o interrogado”; “el héroe se pone en contacto con alguien que le dará un don”; “el héroe recibe un objeto mágico”; “el héroe cae en desgracia”; “el héroe se traslada o es llevado al lugar donde está el objeto de su búsqueda”; “el héroe lucha con un antagonista”; “el héroe regresa”; “el antagonista es castigado”; “el héroe se casa y sube al trono (u obtiene grandes riquezas)».

Con información de Prodavinci.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here