Cuarta corrida de la Feria del Señor de los Milagros 2015

0
6

(Aeronoticias).- Abrieron plaza los toreros  españoles  Diego Urdiales de grana y oro, Daniel Luque de verde  oro y el  peruano Juan Carlos Cubas de morado y  oro.

Con toros de la ganadería española “La Quinta”, que lamentablemente defraudó al no permitir el  lucimiento de toreros consagrados en muchas plazas de diversos países.

El primer toro de Diego Urdiales, un cárdeno de 489 kilos llamado Portugués al que recibió con capotazos muy lúcidos, y aplaudidos lo llevó a la pica a la que acudió recargándolo probo e hizo la seña  al picador que bastaba, las banderillas bien  permitió al banderillero saludar quitándose la montera ante los aplausos en medio del coso.

Empezó la faena de muleta  por el pitón derecho, el toro se revuelve, con la mano izquierda se le cuela y ante las pocas condiciones el astado se  prepara para matar una  media que escupe  y a la segunda el toro cae.

El segundo toro de ego Urdiales , llamado  “Alpargatero” de 475 kilos, lo recibió  con capotazos de factura,  y JC Cubas salió al encuentro correspondiente. (Aplausos)

El banderillero Denis Castillo se lució con las banderillas y salió al tercio a recibir los aplausos.

Lo posó dispuesto. Sin embargo, el astado no le permitió demostrar el sitio que hoy en día ostenta.

Con muletazos bien ejecutados, se prepara para la estocada fulminante.

El primer toro de Daniel Luque lo recibió con verónicas apretadas pero muy bien realizadas. El toro se fue directo al caballo y recibió el puyazo, éste revuelve con un segundo picotazo que fue suficiente. Es hora del cambio.

El tercer par de banderillas estuvo muy bien puesto.

Por su parte, Daniel Luque brinda al público el tiro de mortero, el cual cayó en forma.

Así pues, con naturales a derecha empezó su faena a cambio de mano y con gran empeño  el toro se quedaba pese a que el torero lo llamaba para que embista. No le quedaba de otra, tan solo prepararse para matar pero para su mala suerte la espada saltó y el público  pifió en el arrastre.

El primer toro de Juan Calos Cubas  llamado Romerito ll  de 475 kilos,  al que recibió con  capotazos muy  bien ejecutados,  se le notaba entusiasmo y ganas  de que lo vea la afición. Definitivamente este toro tenía mejor disposición y ello le permitió al torero lucirse.

Luego de la pica y las banderillas empezó  su  faena  con naturales  apretados  que arrancaron aplausos del  público, se escuchó la música, él  se  agigantó  en su faena y  ofreció pases de gran lucimiento con la mano  izquierda. Con la rodilla en tierra logró naturales  seguidos  y se dispuso a matar. Lo  hizo de una entera que le valió una Oreja.

El segundo toro de JC Cubas un corniveleto, alegre carreron, corno corto llamado “Gozoso”, entrepelado. Cubas lo recibió de rodillas, el picador se esmeró al citar al toro  que recibió un puyazo que bastó.

Denis Castillo puso las banderillas algo traseras que bastaron. Cubas de fue al centro de la plaza y brindó al cielo, puso su montera en la arena  y con la derecha ejecutó muy buenos pases.

Coreados por el público que le decían “buena faena”. La Banda empezó a tocar antes de tiempo  por tal motivo el público protestó  y el propio torero  también. Al empezar una Marinera les hizo una venia de aprobación.

Se dispuso a matar  igual, se tiró a matar pero cayó la espada. (Silencio)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here