Destaca OAG importancia de la puntualidad en la aviación

ES UN PODEROSO INDICADOR CLAVE DE RENDIMIENTO PARA AEROLÍNEAS Y AEROPUERTOS Y DIFERENCIADOR DE SERVICIO POTENCIAL

0
337

(Aeronoticias): El rendimiento a tiempo (OTP) es un método aceptado para medir la puntualidad en diferentes modos de transporte público, no solo en la aviación, ya que proporciona un medio estandarizado para comparar qué tan bien opera un proveedor de servicios de acuerdo con su cronograma publicado, informó la consultora OAG.

En aviación, una salida o llegada de una aerolínea que llega a tiempo, se produce dentro de los 15 minutos de la hora programada; el horario es la base de la promesa de servicio de la aerolínea a sus clientes. 

Aunque las interrupciones externas, como las condiciones climáticas adversas, la congestión, los incidentes y las acciones industriales, pueden causar demoras imprevistas para los operadores. 

Sin embargo, en general, la OTP de un vuelo está influenciada por el desempeño de las aerolíneas y los aeropuertos; por lo tanto, este método se usa como un poderoso indicador clave de rendimiento (KPI) para aerolíneas y aeropuertos y también es un diferenciador de servicio potencial para comercializar la marca entre los viajeros aéreos.

El horario de una línea aérea, publicado con hasta 12 meses de antelación, se utiliza como punto de referencia fundamental para la valoración OTP; por lo tanto, las aerolíneas se miden como puntuales, o no, por lo que ponen en su horario; esto significa que puede tener escenarios en los que dos aerolíneas pueden completar sus vuelos de manera diferente, publicar esto en su horario y dar como resultado que operen diferentes tiempos transcurridos para la misma ruta de vuelo; uno puede clasificarse como retrasado y el otro como puntual incluso si despegaron y aterrizaron simultáneamente.

“Las aerolíneas tienen buenas razones para permitir más tiempo para los vuelos (relleno de vuelo), como la congestión del aeropuerto; algunas compañías también pueden querer cumplir con los umbrales de viajes corporativos conocidos, que alientan e incentivan a los clientes comerciales a elegir vuelos que sean largos como para justificar volar en clase ejecutiva; en general, tener una sólida reputación para OTP es un activo valioso para las aerolíneas”, afirmó la consultora.

Las aerolíneas tienen fuertes incentivos para maximizar la utilización de las aeronaves, lo que puede generar horarios más desafiantes; para ellos, la puntualidad siempre es más un desafío y los objetivos son exigentes.

OAG tiene la red de datos de estado de vuelos más grande del mundo y procesa millones de actualizaciones, de más de 130,000 vuelos rastreados; las aerolíneas del mundo envían a OAG sus datos de estado para garantizar que sus viajeros y partes interesadas en cada etapa del viaje tengan datos de estado de vuelo precisos y confiables en cualquier momento y en cualquier lugar.

“En OAG, la puntualidad de las aerolíneas se basa en los tiempos reales de llegada a la puerta dentro de los 15 minutos de lo programado; salir 15 minutos o más después de la salida programada se considera no puntual”, afirmó.

La consultora reconoció que para que una aerolínea opere horarios confiables, se necesita mucho trabajo y atención a los detalles;  lograr un alto nivel de puntualidad es una tarea compleja con muchas variables, no todas las cuales están bajo el control de una aerolínea; por el contrario, una OTP de aviación deficiente es a menudo un signo de ineficiencias, un control de gestión débil de las operaciones y destaca las ventajas de la competencia.

Fuente: A21mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here