El cuerpo registra (II)

0
152

(Aeronoticias).- En el artículo anterior se tomó como ejemplo un caso clínico que permite plasmar un concepto de nuestro cuerpo que escapa a la común interpretación que se tiene sobre todo desde la ciencia médica.

El cuerpo va tejiendo una trama que deviene de todas sus experiencias de vida y como un verdadero archivo lo va grabado en lo profundo de nuestro inconsciente.

Son los órganos ubicados dentro de la pelvis los que van atesorando y archivando todo lo vivido. El aparato urogenital y el digestivo son los que van impregnándose de todo lo que vamos experimentando en nuestra vida aún desde las vivencias en nuestra vida dentro del útero materno.

Esto es una acepción mía, no está referida en los libros de medicina en forma tan categórica, pero si analizamos lo que la Embriología (Una de las Ciencias Médicas) nos instruye, allí podemos encontrar una acabada explicación.

Hace más de una década los gastroenterólogos han abierto un importante capítulo dentro de su especialidad a la que han denominado Neurogastroenterología ,  pues han concebido la verdadera dimensión funcional del intestino puesto que posee en su configuración neuronas en cantidad que supera a las de la médula espinal.

Es así como esto ha permitido también reestructurar el concepto de  la composición del Sistema Nervioso, al que además de sus componentes ya conocidos de: sistema nervioso central, periférico y autónomo ahora se le agrega el de sistema entérico  como referencia a los plexos nervioso que posee.

¿Pero cómo el cuerpo una vez que registra y atesora en su intimidad puede expresarse y ser el sustrato de una patología a veces disímil de los órganos mencionados?.

El cuerpo habla, grita se exterioriza en expresiones sintomáticas como mareos, migrañas, disfunciones endocrinas, restricciones y limitaciones de los movimientos naturales que sumados van tornándose en la penumbra del envejecimiento.

El cuerpo grita a través de sus músculos que al recibir las influencias grabadas se exteriorizan con dolor y contracturas.

Hay músculos que son más que elocuentes como el pectíneo que es clave en todo esto. Éste musculo se encuentra en lo profundo de la pelvis y se conecta con la articulación de la cadera muchas veces restringiendo el movimiento y acusando dolor glúteo. . . . .¡ y más de una vez se llegó a cirugías de cadera!!

El cuerpo registra (II)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here