El Papa augura un acercamiento entre Cuba y Estados Unidos

0
8
El papa Benedicto XVI expresó el deseo de un acercamiento «mutuamente beneficioso» entre Cuba y Estados Unidos, al recibir el jueves al nuevo embajador de La Habana, Eduardo Delgado Bermúdez, quien le presentó sus cartas credenciales. “Algunos signos de distensión en sus relaciones con el vecino Estados Unidos dejarían presagiar nuevas oportunidades para un acercamiento mutuamente beneficioso, en el pleno respeto de la soberanía y el derecho de los estados y de sus ciudadanos», expresó el pontífice.
Señaló que a las consecuencias de la grave crisis mundial que sufre Cuba, se agregan «los devastadores efectos de los desastres naturales y al embargo económico, (que) golpea de manera especial a las personas y familias más pobres».
El Papa augura un acercamiento entre Cuba y Estados Unidos
Benedicto manifestó que «entre ilusiones y dificultades, Cuba ha logrado un decidido protagonismo, principalmente en el contexto económico y político del Caribe y América Latina».
Destacó la colaboración de Cuba a numerosos países en áreas vitales como la alfabetización y la salud, que «favorece así la cooperación y solidaridad internacionales, sin que éstas estén supeditadas a más intereses que la ayuda misma a las poblaciones necesitadas».
Agregó que «es de esperar que todo ello pueda contribuir a hacer realidad el llamado que mi venerado Predecesor, el papa Juan Pablo II, lanzó en su histórico viaje a la isla: ‘Que Cuba se abra con todas sus magníficas posibilidades al mundo y que el mundo se abra a Cuba'».
Recordó también como la mayor cooperación alcanzada por la Iglesia Católica «con las autoridades de su país «ha permitido la realización de importantes proyectos de asistencia y reconstrucción, especialmente con ocasión de las catástrofes naturales».
«Espero que se sigan multiplicando los signos concretos de apertura al ejercicio de la libertad religiosa, tal como se ha venido haciendo en los últimos años», afirmó.
Mencionó como ejemplo de esta apertura la oportunidad de celebrar la misa en algunas cárceles, la realización de procesiones religiosas, la reparación y devolución de algunos templos y la construcción de algunas casas religiosas y la posibilidad de contar con seguridad social para los sacerdotes y religiosos.
Así, agregó, «la comunidad católica ejercerá con más soltura su específica tarea pastoral».
«Sería también deseable que se pudiera continuar dialogando para fijar conjuntamente, siguiendo formas similares a las que se establecen con otras naciones y respetando las características propias de su país, el marco jurídico que defina convenientemente las relaciones existentes y nunca interrumpidas entre la Santa Sede y Cuba, y que garantice el desarrollo adecuado de la vida y la acción pastoral de la iglesia en esa nación», señaló.
Expresó su deseo que se favorezca también la participación de la Iglesia «en los medios de comunicación social y en la realización de tareas educativas complementarias, de acuerdo a su específica misión pastoral y espiritual».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here