En nombre de la educación, por Jefrey Buenaventura

0
28

(Aeronoticias).- En las últimas semanas han aparecido diferentes figuras políticas tratando de llegar a una solución que ponga fin a la huelga que hasta el momento se torna indefinida y que ha tomado por principales afectados a los estudiantes de los colegios públicos del país.

Las responsabilidades políticas parten del Gabinete, fundamentalmente del Ministerio de Educación, dirigido por Marilú Martens, quien reconoció la tardía reacción de su sector para evitar la situación actual. Pese a todo lo antes mencionado resulta sería injusto culpar únicamente el papel del Ejecutivo en este contexto pues, el Legislativo en lugar de proponer medidas que puedan aliviar esta condición ha tomado actitudes contrarias desde la oposición agudizando aun más el problema de fondo.

El fujimorismo ha alegado su apoyo a los reclamos de los maestros bajo el discurso de que independientemente de ser terroristas o no, acogerán sus pedidos. Todo esto en un juego de competencia con el Frente Amplio y los sectores no agrupados de la izquierda para alcanzar siquiera una identificación con los manifestantes en una suerte de coqueteo político para que finalmente los llamen: “la bancada del pueblo”.

Ambos frentes irreconciliables a simple percepción se han unido para interpelar en los próximos días a la ministra de Educación tras el pedido de los docentes en huelga pidiendo que sea censurada.

Una actividad más que aprovechan las bancadas congresales en medio de la turbulencia política y desaceleración económica que golpea al gobierno de Kuczynski, con el fin de ganar algo de simple populismo que con suerte les dará algunos votos en el 2021.

Desde el otro ángulo del contexto, el magisterio intransigente en sus medidas ha radicalizado su protesta que en principio buscó mejoras en el sector educación partiendo desde un aumento salarial hasta el incremento del PBI en este rubro. No obstante, la mala praxis de quien encabeza la huelga les ha jugado una mala pasada y hoy, van perdiendo terreno, fuerza y sobre todo, credibilidad.

Pedro Castillo, profesor y presidente del Comité de Lucha de las bases regionales del SUTEP, el sindicato que agrupa a los maestros en el Perú, ha tenido un protagonismo importante en las últimas semanas. Sin embargo, su imagen también se ha visto seriamente afectada por las declaraciones del ministro del Interior, Carlos Basombrío, quien señaló que Castillo fue elegido en su actual cargo con el apoyo de grupos ligados al movimiento terrorista Sendero Luminoso.

Hace unos días diversos medios de comunicación difundieron imágenes donde Castillo se lanza al piso a la orden de una voz que le dice “tírate” en una supuesta forma de victimización que para su mala suerte le jugó en contra pues esa actitud cuenta con la desaprobación de la opinión pública.

El gobierno por su parte ha oficializado el Decreto de Urgencia N° 011-2017 que dicta una serie de medidas extraordinarias para continuar con la revalorización de la profesión docente y la implementación de la Ley de Reforma Magisterial.

La huelga logró poner en la agenda política parte de las demandas sociales respecto al sector educación, pero también ha destapado posibles intereses subalternos de algunos actores políticos que buscan beneficiarse con esta crisis sectorial. Como bien señalan expertos, la Evaluación del Desempeño al Docente (EDD) es un punto innegociable pues es vital para perfilar la mejora de la calidad educativa del país.

Pedro Castillo, con aciertos, desaciertos y algunos excesos, ha asumido un rol de liderazgo, algo que debe reflejarse de una forma mucho más contundente en el presidente de la República, pues es él quien lleva el control de mando del país y quien implementa a través del Gabinete los puentes de diálogo y negociación.

El aprovechamiento político de algunas figuras de la oposición, el letargo en el accionar por parte del Ejecutivo y la radicalización de algunos sectores del magisterio buscarán al final de esta historia a un culpable, se lanzarán responsabilidades políticas disolviendo el diálogo y fraccionando una vez más el país.

Hace unos meses las protestas se impulsaron por mejoras en el aumento salarial del Poder Judicial, más adelante, se exigieron mejoras en el presupuesto del sector salud, y ahora se da por los maestros, esta vez, en nombre de la educación.

 


<!– /* Font Definitions */ @font-face {font-family:Arial; panose-1:2 11 6 4 2 2 2 2 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-536859905 -1073711037 9 0 511 0;} @font-face {font-family:»Cambria Math»; panose-1:2 4 5 3 5 4 6 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-536870145 1107305727 0 0 415 0;} @font-face {font-family:Calibri; panose-1:2 15 5 2 2 2 4 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-536870145 1073786111 1 0 415 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-unhide:no; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:»»; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:Calibri; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-fareast-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:»Times New Roman»; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-fareast-language:EN-US;} .MsoChpDefault {mso-style-type:export-only; mso-default-props:yes; font-family:Calibri; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-fareast-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:»Times New Roman»; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-fareast-language:EN-US;} @page WordSection1 {size:595.0pt 842.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:35.4pt; mso-footer-margin:35.4pt; mso-paper-source:0;} div.WordSection1 {page:WordSection1;} –>

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here