ES IMPOSIBLE OTORGAR NOBEL DE LA PAZ PÓSTUMO A MICHAEL JACKSON

0
10

Los fans del «Rey del Pop» juntan firmas para que le brinden el galardón póstumo. En una campaña en internet pretenden reunir un millón de firmas, pero un vocero del premio Nobel aseguró que es imposible otorgar el Nobel de la Paz a Michael Jackson. No puede entregarse en ningún caso a un muerto, y además sólo anteriores ganadores del galardón, legisladores e instituciones científicas están habilitados para nominar candidatos.

Un portavoz del Comité Nobel en Oslo confirmó hoy: «Realmente recibimos una gran cantidad de mails con ese texto». En el primer día de campaña, al parecer, se reunieron 15 mil firmas en internet. Los jurados noruegos, sin embargo, se negaron de inmediato y con decisión: «Es completamente imposible. No existirá ese premio.»

ES IMPOSIBLE OTORGAR NOBEL DE LA PAZ PÓSTUMO A MICHAEL JACKSON

El Nobel no puede entregarse en ningún caso a un muerto. Y, además, sólo determinadas personas o grupos, por ejemplo, anteriores ganadores del galardón, legisladores e instituciones científicas están habilitados para nominar candidatos. Los impulsores de la campaña, sin embargo, consideran este argumento un simple obstáculo burocrático, precisa DPA.

Aspiran a algo más elevado y creen que el «Rey del Pop», fallecido a los 50 años, «se entregó toda su vida sin descanso y desinteresadasmente a la mejora mundial de las condiciones de vida de los niños, así como de toda la humanidad».  Palabras que alguno pondría en duda recordando las acusaciones de pedofilia contra Jackson. Claro que el cantante fue absuelto por la justicia.

Hasta ahora, nunca un artista dedicado profesionalmente al entretenimiento recibió el Nobel de la Paz; aunque dos colegas de Jackson: el cantante de U2 Bono y Bob Geldof figuran desde hace años entre los candidatos, porque luchan públicamente por mejorar las condiciones de vida en los países pobres. Que amigos, fans y otros hagan presión a favor de su favorito por el premio, dotado con diez millones de coronas suecas, no es nada nuevo. «Forma parte del negocio, pero no tiene la menor influencia en nuestra decisión», comentó el director del instituto Nobel en Oslo, Geir Lundestad.

Y añadió, sonriendo, que en la década de 1940 llegaba al instituto en Oslo, situado en la Henrik Ibsen Gate 51, ese tipo de correspondencia pidiendo la entrega del premio a nada menos que Adolf Hitler. El hecho de que en 1961, con la concesión del premio al ex secretario general de la ONU Dag Hammarskjöld, sí haya sido un muerto el que recibió el premio, es un argumento que los jurados noruegos no quieren hacer valer para Jackson.
 
El sueco ya estaba nominado cuando murió camino del Congo en misteriosas circunstancias, al estrellarse su avión. Y, además, desde entonces las reglas se volvieron más estrictas aún.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here