Escritor argentino Ernesto Sábato viajó al cielo

0
53

(Aeronoticias) El ilustre escritor, pensador y científico argentino de 99 años, inició el viaje sin retorno, viajó al cielo y luego de su muerte.
Será homenajeado este domingo en la Feria Internacional del Libro en Buenos Aires.

El 24 de junio hubiera cumplido 100 años. Presidió la CONADEP, una comisión encargada de investigar las violaciones a los derechos humanos de la dictadura militar entre 1976 y 1983 ocurridos en Argentina.

Escritor argentino Ernesto Sábato viajó al cielo

Autor del libro La resistencia, Ernesto Sábato sostenía un pensamiento crítico sobre nuestra humanidad. Pese a ello, seguía creyendo en el Hombre

Fue escritor, ensayista, físico y pintor argentino. Ha escrito tres novelas, El túnel, Sobre héroes y tumbas; Abaddón el exterminador, y diferentes ensayos sobre la condición humana.

La tristeza embarga a la literatura mundial, ya que a los 99 años se extinguió -en su casa de Santos Lugares- la vida de un escritor emblemático de la literatura argentina, pero también una figura que adquirió una dimensión diferente luego de la dictadura militar con su labor al frente de la Conadep (Comisión Nacional de Desaparición de Personas).

Fue un activo militante del movimiento de Reforma Universitaria, fundando el Grupo Insurrexit en 1933, de tendencia comunista. Posteriormente se alejaría del comunismo marxista, desilusionado por el rumbo que había tomado el gobierno de Stalin en la Unión Soviética.

En 1938 obtuvo el Doctorado en Física en la Universidad Nacional de La Plata, logró una beca anual para realizar trabajos de investigación en el Laboratorio Curie en París. Allí entra en contacto con el movimiento surrealista lo que marcaría una profunda influencia en su trabajo literario.

Escribió su primera novela, La Fuente Muda, en París, país donde residió durante un tiempo para luego volver a la Argentina.

Presidió la CONADEP, una comisión encargada de investigar las violaciones a los derechos humanos ocurridos en la Argentina entre 1976 y 1983.

«Nunca me he considerado un escritor profesional, de los que publican una novela al año. Por el contrario, a menudo, en la tarde quemaba lo que había escrito a la mañana», declaró una y otra vez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here