España: Aeropuerto de Sevilla soporta más de dos mil vuelos al año

0
2

(Aeronoticias).- El clima, la orografía y los servicios que ofrece la terminal la hacen idónea para ello.

El aeropuerto de Sevilla es uno de los más utilizados de España para la realización de vuelos de entrenamiento, normalmente utilizados para que pilotos experimentados puedan lograr la habilitación (horas de vuelo y operaciones de despegue y aterrizaje) en otro modelo de aeronave diferente al que suelen pilotar.

En concreto, durante 2013 el aeropuerto hispalense acogió más de 2.250 operaciones (cada despegue y cada aterrizaje contabiliza) relacionadas con el entrenamiento y la habilitación de tripulaciones aéreas así como vuelos de pruebas y ensayos para el lanzamiento comercial de nuevos modelos de avión.

Las razones que hacen de el aeropuerto de Sevilla uno de los preferidos para este tipo de vuelos hay que buscarla tanto en sus condiciones climáticas y orográficas como en la capacidad de responder a las necesidades de las compañías y el hecho de que la terminal tenga un tráfico aéreo moderado.

Así el clima de Sevilla es muy propicio para la realización de este tipo de ejercicios y la orografía del entorno del aeropuerto, sin accidentes geográficos que favorezcan, por ejemplo, la proliferación de vientos cruzados, también ayuda.

A ello se suma que las dimensiones de su pista (3.360 metros de longitud por 40 de ancho) y la capacidad de su plataforma de estacionamiento (puede albergar hasta 31 aviones comerciales) permite que puedan operar en él cualquier tipo de aeronave.

Pero aún hay más circunstancias que hacen de la terminal de San Pablo una instalación idónea para estos vuelos de entrenamiento.

Hay ocasiones en los que los entrenamientos, por su duración o intensidad, suponen continuas tomas y despegues, realizar escalas para repostar, cambiar de tripulación o llevar a cabo labores de mantenimiento. El aeropuerto cuenta tanto con empresas que trabajan en sus instalaciones y que pueden cubrir todas esas necesidades, como con una plataforma cuya capacidad permite combinar la operativa de los vuelos comerciales con las escalas de estos aviones.

Otro de los elementos que las compañías valoran es que el aeropuerto de Sevilla no está saturado de tráfico, por lo que disponen de mayor flexibilidad para programar sus vuelos de prueba. Y es que este tipo de operaciones siempre está condicionado a los movimientos comerciales y requieren que las compañías interesadas planifiquen con tiempo las actuaciones y las coordinen con la torre de control y el centro de tráfico aéreo.

 

Fuente:Sevilla.abc

Foto:Sevilla.abc

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here