Ex trabajadores de Pluna presentaron su nueva aerolínea

0
75

(Aeronoticias).- Esa es la gran ventaja de ser una empresa conformada por los extrabajadores de Pluna S.A.

Bajo el lema “la gran ventaja de ser atendida por sus propios dueños” Alas Uruguay, la empresa conformada por los extrabajadores de Pluna S.A., fue presentada oficialmente este martes.

El proyecto espera la llegada de su primer avión y aspira a estar operando en enero vuelos chárter y en el primer trimestre de 2015 vuelos regulares.

Luego de casi dos años el proyecto cooperativo Alas Uruguay, formado por los ex trabajadores de Pluna S.A., comenzó este martes a tomar forma con la presentación oficial de la empresa ante autoridades nacionales y empresariales en el Aeropuerto de Carrasco, incluyendo el propio presidente José Mujica, gran impulsor de la iniciativa.

Bajo el lema “la gran ventaja de ser atendida por sus propios dueños”, los responsables del proyecto destacaron la próxima llegada de la primera aeronave que prestará servicios. Se trata de un Boeing 737-300 en su versión de 134 asientos y con una capacidad de hasta 3.000 kilos de carga por viaje.

Pese a que aún resta una serie de trámites importantes que le impiden por otra parte cerrar concretamente cualquier negocio, el gerente de Servicios al Pasajero, Sergio Riolfo, dijo a El Espectador que la empresa «es una realidad».

La empresa aún no cuenta con la certificación que otorga la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica (Dinacia), que es indispensable para poder comenzar la operativa que el proyecto tiene trazado.

Riolfo confió en que antes de que finalice el primer trimestre de 2015 el proyecto podrá estar funcionando a pleno.

«Vamos a incorporar cuatro aeronaves, una de ellas está entrando en la última quincena de diciembre (…) y va a ayudarnos a culminar el proceso de certificación que comenzó en julio y que va a terminar en diciembre o enero», sostuvo Riolfo. «Escalonadamente van a ir ingresando los demás aviones (…) esperamos que eso ocurre en el primer trimestre de 2015», agregó.

Está previsto que la certificación de esta primera aeronave se concrete a fines de diciembre, por lo que este avión estará en condiciones de operar a principios de enero de 2015.

El alquiler de cada aeronave le costará a la empresa entre 80.000 y 130.000 dólares por mes.

Alas Uruguay comenzará ofreciendo en la región vuelos «chárter·, es decir, no regulares y contratados especialmente, apuntando sobre todo al público brasileño.

A medida que el proyecto se vaya concretando, se irán incorporando los otros tres aviones y la empresa estará en condiciones de operar vuelos regulares a destinos fijos de la región.

Riolfo apuntó que el plan de negocios de la empresa implicaría la incorporación de solo tres aviones, pero se optó por traer otro más para apostar a uno de los valores más apreciados en una compañía aérea y en el que Alas Uruguay pretende diferenciarse: la puntualidad.

La empresa tiene en reserva 65 frecuencias semanales en un total a cinco destinos de la región: Buenos Aires, San Paulo, Río de Janeiro, Santiago de Chile y Asunción, a los cuales operará desde Montevideo y desde Punta del Este.

Contará en un principio con una plantilla de 50 personas, que están trabajando en lo que es la operativa de puesta a punto, certificación y negociaciones con proveedores y clientes. La aspiración es, cuando la operativa esté completa, llegar a 225 empleados en total.

Riolfo considera que el proyecto está en condiciones además  de crear una cantidad importante de puestos laborales indirectos aquí en Uruguay.

Con respecto  las perspectivas concretas de negocios y la primera etapa planteado en el esquema de la empresa, que son los vuelos chárter, el directivo de la empresa indicó que se han recibido «infinidad» de pedidos, pero la posibilidad de concretarlos ahora no está en su manos.

Es que, justamente, la culminación del proceso de certificación es indispensable y depende de la Dinacia. Al respecto, Riolfo aseguró que se trabaja para esto quede finalizado cuanto antes.

A ese esquema es que responde la opción de incorporar los Boeing 737-300, aeronaves con una autonomía mayor a la que tenían , por ejemplo, los Bombardier de la exPluna, y que le permitirá a Alas Uruguay operar sin escalas a zonas como el nordeste de Brasil o a cualquier destino en la región en donde se requiera un vuelo chárter.

La empresa ya tiene, en ese sentido, pedidos concretos, pero no puede asegurar una operación cuando aún no se sabe la fecha concreta en que se va a recibir la certificación.

Riolfo agregó que se está manejando en forma prudente la línea de crédito que el Fondes otorgó por 15 millones de dólares, que se va a ir utilizando en la medida de las necesidades para no tener que pagar intereses.

Hasta el momento se ha utilizado parte de este préstamo para el contrato de los aviones en los Estados Unidos, realizar la promoción y negociación con los operadores regionales y contratar un estudio de mercado sobre la imagen de Alas Uruguay y sus posibilidades de futuro en el negocio aeronáutico.

Vale decir que el proyecto fue declarado el mes pasado de Interés Nacional por parte del Poder Ejecutivo, lo que le implica algunas exoneraciones fiscales.

 

Fuente: El Espectador

Foto: blog.sandracires

 


{jathumbnail off images=»images/stories/14/10/141014/a9.jpg,images/stories/14/10/141014/a9_1.jpg»}

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here