Explotador del aeródromo de Pías sería responsable del accidente aéreo en La Libertad

0
8

(Aeronoticias).- Una de las hipótesis de investigación en relación al accidente de aviación de la aeronave Beechcraft B200 de la compañía ATSA sería la inexistencia de ayudas a la navegación aérea, carta de aproximación y cables de alta tensión en la superficie delimitadora de obstáculos del aeropuerto privado de Pías en el distrito de Pataz, departamento de La Libertad, donde ayer fallecieron nueve personas, entre pasajeros y tripulantes.

En el cono de aproximación hay cables de alta tensión que posiblemente colisionarían con lo normado por el anexo 14 sobre aeródromos al Convenio sobre Aviación Civil Internacional, informó una fuente de la Comisión de Derecho Aeronáutico del Colegio de Abogados de Lima (CCDCAL). El cono de aproximación requiere estar libre de obstáculos y la aeronave habría chocado contra cables de alta tensión, lo que deberá ser analizado cuidadosamente por los técnicos de la Comisióin Investigadora de Accidentes de Aviación (CIAA) del Ministerio de Transportes y Comunicaciones que el día de hoy viajan a la zona del siniestro.

Perú, dijo la fuente, ha internalizado el anexo 14 sobre aeródromos del Convenio de Chicago, que constituye uno de los anexos más complejos y de contenido variado, que está complementado por apéndices y adjuntos con instrucciones y orientaciones referentes a una serie de materias como colores de las luces y señales de superficie, números, emplazamiento y orientación de las pistas, zonas libres de obstáculos que en los conos de aproximación de los aeródromos no pueden tener cables de alta tensión ya que pone en peligro la seguridad de la navegación aérea.

La Ley de aeronáutica civil vigente establece que «el explotador del aeródromo de Pías -en este caso el consorcio Minera Horizonte, del grupo Navarro Grau- es el responsable frente a la empresa aérea, operadora de la aeronave siniestrada por los daños originados por el incumplimiento, por la ejecución parcial, tardía o defectuosa de sus obligaciones». En este caso, si la aeronave se siniestró por cables que estarían colocados en distancias prohibidas por el Código Nacional de Electricidad o en el cono de aproximación de acuerdo a la carta de descenso de dicho aeropuerto, la responsabilidad del accidente recaería en el explotador del aeródromo de Pías, reveló la fuente.

¿Dónde están los cables que originaron el siniestro aéreo? La pregunta es quién colocó los cables de alta tensión ¿Fueron instalados antes o después de la construcción del aeródromo? ¿Son un peligro para la navegación aérea? ¿La Dirección General de Aeronáutica Civil del MTC evaluó la peligrosidad de estos cables al autorizar la operación del aeródromo de Pías? ¿La DGAC del MTC aprobó una carta de descenso en el aeródromo de Pías a fin de que los pilotos puedan tener seguridad frente a estos cables de alta tensión? Preguntas que tendrán que develarse en los próximos meses para deslindar responsabilidades.

Sin embargo, todo está en investigación. Esta hipótesis no puede ser corroborada ya que las investigaciones recién empiezan. En unos meses más, la CIAA determinará las causas probables de este trágico accidente de aviación en donde, claro está, no se descarta que el factor climatológico haya podido contribuir a este siniestro.

Con la foto de José Ignacio Terán.

Aeródromo de Pías, donde debió llegar la nave

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here