Flores-Araoz: soy un convencido que debe existir el sistema americano de Derechos Humanos, pero deben hacerse correctivos

0
7
(Aeronoticias).- El ex-Presidente del Congreso y ex-representante del Perú ante la OEA, ANTERO FLORES-ARAOZ, en RTP expresó que es un convencido que tiene que seguir existiendo tanto la Comisión como la Corte Interamericana de Derechos Humanos, organismos que auque autónomos, fueron creados en la OEA al suscribirse la Convención Americana de Derechos Humanos.
 
 
Antero FLorez Araoz

 
Dichos organismos han sido creados para proteger los derechos sustantivos de las personas, y en el caso del Perú para cautelar los derechos de los treinta millones de peruanos, y no de unas cuantas personas.
 
Reconoció Flores-Araoz que existen fallas que deben ser superadas, tanto a nivel nacional como a nivel internacional.  Entre las fallas a nivel nacional expuso que durante muchos años la defensa de los intereses del Perú estuvo confiada al Consejo Nacional de Derechos Humanos, entidad adscrita al Sector Justicia, lo que sin duda era un error pues las personas vinculadas con los Derechos Humanos no necesariamente tienen el sesgo de defender los intereses del Estado, por lo que felizmente se logró que la defensa del Perú ante Comisión y  Corte Interamericana se confíe a procuradores públicos, que siendo abogados tienen que ver que las indemnizaciones o reparaciones que se fijen por dicha Corte sean dentro de los estándares nacionales y no los muy onerosos de estándares internacionales.
 
Señaló también que lamentablemente ha existido una inclinación a aprobar declaraciones de todo y para todo, tanto en Naciones Unidas como en la OEA, en la creencia que no son vinculantes, soslayándose el trámite de aprobación de los tratados, pero tales declaraciones, así sea moralmente, obligan a quienes las suscriben y aprueban, y después valiéndose de ellas se acciona contra el Estado.  Las Cancillerías de todos nuestros países deben ser muy cuidadosas con tales declaraciones.
 
Dijo que los integrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos como los magistrados de la Corte del mismo nombre, son propuestos por los Estados y elegidos en la Asamblea General de la OEA a la que asisten los Cancilleres, por lo que debería existir mayor prolijidad en tal proceso de propuestas y elección, para que ellas recaigan en personas absolutamente imparciales, sin sesgos ni prejuicios.  No nos quejemos de los Comisionados y Magistrados, cuando ellos son propuestos y elegidos por los países conformantes de la OEA.
 
Por último recomendó seguir con las propuestas que el Perú viene formulando ante la OEA para que se modifiquen los Estatutos y Reglamentos de la Comisión y Corte, a fin de que exista también debido proceso para los Estados, que las peticiones de los reclamantes se les haga conocer de inmediato, que existan abandono de denuncias y causas, sea provisional o en forma definitiva, y sobre todo que se traslade al Poder Judicial de cada país determinar el importe de las indemnizaciones y reparaciones, para que ellas sean acordes con estándares nacionales, quedando en manos de la Corte Interamericana el señalar a quién se paga indemnizaciones, porqué se pagan y por quien se paga.  Si no se llega a estándares indemnizatorios nacionales, ello será un estímulo para que se siga considerando a la Corte Interamericana como una instancia más, lo que es contraproducente para los Estados.
 
Tanto la Comisión como la Corte Interamericana son necesarias -advirtió Flores-Araoz-  pero se requieren hacer ajustes para impedir actuaciones desbocadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here