Frágil (esa, la Unión Europea)

0
33

(Aeronoticias).- Y es que la legitimidad de la Unión Europea ha quedado en entredicho, tras el desaire de Chipre hacia las ofertas de las instituciones del Viejo Continente. Ha quedado mellado sin mucho aspaviento. Sin ser muy grosero. Una suerte de combustión, tajo y golpe a la bandera de las naciones europeas.

¿Solidaridad? Cuéntame una de vaqueros. Solidaridad es lo que menos se ha visto desde la irrupción de una crisis que ha parido luego de años de engaño y desengaño en las cuentas fiscales de cada nación, pero cuyo coste parecería ensañarse con las víctimas y no con los culpables, y esto da buena prensa por parte de los lectores a que Chipre diga: Gracias, pero no gracias.

Chipre tiene la suerte de ser un espacio de aparcar inversiones rusas, lo que le permite desembarazarse de Europa y sus medidas draconiacas. Alemania, la «mala» de la historia, la alumna que hizo sus tareas -evitar gastos innecesarios-, tiene que hacer de madre cuidando a sus cachorros (otras naciones) en guerra. Pero se le ha ido la mano y hasta cuestionan si debe ser la dirigente o si debiesen disolver esta familia.

Con información de La República.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here