Sin jugar bien Argentina le ganó a México 3 a 1

0
6
(Aeronoticias) El seleccionado argentino de fútbol venció 3 a 1 a México en el partido por octavos de final. Dos goles de Carlos Tevez (el primero en clara posición adelantada) y uno de Gonzalo Higuaín, que capitalizó un error inexcusable le dieron la victoria al equipo que dirige Diego Maradona. En cuartos de final tendrá como rival a Alemania. Será el sábado 3 de julio a la 1.30 hora peruana en Johannesburgo.

El seleccionado argentino, sin jugar como en sus anteriores presentaciones, venció hoy con autoridad y contundencia a México por 3 a 1 y avanzó a los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica 2010, donde enfrentará a Alemania.

 

Sin jugar bien Argentina le ganó a México 3 a 1
 Higuain festeja el segundo gol argentino contra México
 
Los goles del equipo argentino los señalaron Carlos Tevez, quien hizo dos -el primero en clara posición adelantada-, y Gonzalo Higuaín. Javier Hernández descontó para México con un golazo, antes México había asustado con un tiro en el palo.

El partido se jugó con más de 85 mil personas en la cancha, en el estadio Soccer City, de Johannesburgo, con un mal arbitraje del italiano Roberto Rosetti, de regular actuación ya que convalidó un gol argentino en clara posición adelantada.

 
Ahora el equipo de Diego Maradona volverá a jugar el sábado que viene ante Alemania, en Ciudad del Cabo, con un resultado de pronóstico reservado donde Alemania demostró aplastando a Inglaterra.

El conjunto germano le dio hoy una lección a Inglaterra, rival al que superó con un contundente 4 a 1, dejando así fuera del Mundial a uno de los grandes, que llegaba como candidato al título.

Argentina no tuvo una buena actuación ante los mexicanos, pero su intención de jugar, de atacar, la jerarquía de sus futbolistas y la contundencia fue demasiado para un rival que, como en 2006 y ante los de celeste y blanco, se vuelve a quedar fuera de la Copa del Mundo.

Lionel Messi no brilló, Tevez fue figura por sus goles pero no jugó en su nivel, los volantes no tuvieron una gran noche, entonces Argentina nunca tuvo un control claro de pelota.

En el arranque del partido las imprecisiones dijeron presente, pero dentro de las imprecisiones fueron los mexicanos los que le sacaron mayor provecho al juego de los errores.

Argentina padeció en los minutos iniciales no manejar la pelota y Lionel Messi tuvo que soportar que lo corten siempre con falta, algo que el árbitro italiano permitió en forma alevosa.

Los dirigidos por Maradona intentaron plantarse en campo contrario, pero les costó recuperar la pelota, sobre todo porque el mediocampo no podía hacer pie ni para jugar ni para quitarle el juego al rival.

México, con poco, se acercó en el primer cuarto de hora varias veces al arco argentino, y la más clara la tuvo en un remate de larga distancia de Carlos Salcido, cuyo disparo pegó en el travesaño, luego de que la rozara el arquero Sergio Romero.

A partir de los 20 minutos del primer tiempo quedó más claro el partido, con Argentina intentando pero chocando con una mala noche y los mexicanos, ordenados, sin animarse a lastimar.

Cuando el partido era realmente malo y no pasaba nada llegó un error del arquero mexicano, la pelota derivó en Messi, quien quiso definir suave y por arriba de los defensores, pero fue muy despacio su remate y la tuvo que empujar Tévez, de cabeza, en clara posición adelantada.

Los mexicanos protestaron, se le fueron encima al juez de línea, pero el gol ya estaba cobrado, en una continuidad de errores arbitrales, que comenzó con el claro gol que no le cobraron a Inglaterra en su partido ante Alemania.

En ese momento comenzó el problema para México y llegaron las soluciones para Argentina, porque los dirigidos por Javier Aguirre estaban preparados para defender y enfrente tenía un rival listo para liquidar.

Y otro error del fondo mexicano provocó el segundo gol del partido, luego de que Ricardo Osorio se hiciera un nudo después de intentar pisar la pelota, lo aprovechó Higuaín, quien gambeteó al arquero y definió la historia.

México hizo todo lo posible para que Argentina, sin jugar como en los partidos anteriores, se fuera al descanso goleando.

Osorio, uno de los zagueros mexicanos, cada vez que agarraba la pelota temblaba Aguirre y sus compañeros. En uno de sus yerros Messi estuvo a punto de marcar su gol, pero el centro de Tevez quedó corto.

Encima, cuando Salcido volvió a probar a Romero desde larga distancia, apareció el arquero argentino para solucionar los problemas.

El primer tiempo finalizó 2-0 y pareció exagerada la diferencia, pero Argentina fue contundente -sólo Higuaín perdió una chance de gol-, no perdonó y con eso le bastó para esperar tranquila el segundo tiempo.

Como se esperaba, los mexicanos salieron con todo a buscar el empate y estuvieron cerca luego de un error de Martín Demichelis, pero Romero está para arreglar todos los problemas.

Con el correr de los minutos el juego se emparejó y todo se terminó de definir con el gran gol de Tevez, quien luego de luchar una pelota fuera del área remató y la pelota se metió en el ángulo izquierdo del flojo arquero mexicano.

A partir de ahí, pese a lo que sucedió en las acciones de juego, el partido estuvo de más. México se preparó para el empate en cero y los penales, para hacer tres goles dependía de un milagro que, claro está, nunca llegó pese al descuento de Hernández.

Maradona mandó a la cancha a Juan Sebastián Verón, antes del descuento de Hernández, buscando poder tener con él la pelota, pero la ‘Jabulani‘ siguió siendo esquiva para el equipo argentino.

El equipo argentino tuvo un Maximiliano Rodríguez y Angel Di María, que se esquivocaron, desentonaron y a nuestro criterio no deberían ser considerados frente a Alemania.

En los minutos finales Argentina bajó la guardia, México pudo marcar un tanto más, hasta mereció un gol más, pero la historia estaba escrita y ahora el equipo de Maradona festejará para luego pensar en Alemania, el próximo rival en el sueño mundialista, sin embargo creemos que deberá mejorar mucho para aspirar por el título, ya que el seleccionado argentino de México 86 era mas, sin embargo las individualidades no aparecen, Maradona no puede seguir manteniendo en el titularato a Di María y Rodríguez, quienes dejaron a Mascherano practiamente solo en la contensión, creemos que Aguero y Milito podrían ser cartas de recambio contra Alemania.

Síntesis

Argentina: Sergio Romero (8); Nicolás Otamendi (6), Martín Demichelis (4), Nicolás Burdisso (6) y Gabriel Heinze (6); Maximiliano Rodríguez (4), Javier Mascherano (5) y Angel Di María (4); Lionel Messi (6), Gonzalo Higuaín (8) y CARLOS TEVEZ (8). DT: Diego Maradona.

México: Oscar Pérez (2); Efraín Juárez (4), Ricardo Osorio (1), Francisco Rodríguez (4) y Carlos Salcido (7); Adolfo Bautista (5), Rafa Márquez (6) y Gerardo Torrado (5); Giovanni Dos Santos (5) y Andrés Guardado (5); Javier Hernández (5). DT: Javier Aguirre.

Goles: PT 25’ Carlos Tevez (Arg); 32’ Gonzalo Higuaín (Arg). ST 6’ Carlos Tevez (Arg); 26’ Javier Hernández (Mex).

Cambios: ST en el inicio Pablo Barrera (6) por Bautista (Mex); 16’ Guillermo Franco (6) por Guardado (Mex); 24’ Juan Sebastián Verón por Tevez (Arg); 33’ Jonás Gutiérrez por Di María (Arg); 42’ Javier Pastore por Maxi Rodríguez (Arg).

Amonestados: R. Márquez (Mex)

Aeronoticias considera que frente a Alemania debe ingresar Verón por Maximiliano Rodríguez y otro que debería ser cambiado es Angel Di María, falló en todas, si Argentina quiere soñar  con el título el próximo sábado deberá tener un planteamiento más cohesionado en donde exista la creación para explotar la potencialidad de Messi, que es el mejor jugador del mundo y que salvo un chispaso en los últimos minutos contra Méjico que Oscar Pérez sacó, todavía no aprece.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here