Hoy cumpliría 75 años Cristina Palacin Fernández

0
375

(Aeronoticias) La Dama de la Aviación Comercial y el Turismo, Cristina Palacin Fernández (24/07/45 – 17/02/97), nos dejó un lamentable accidente el 17 de febrero de 1997, en momentos en el que realizaba su trabajo aeronáutico dentro de la rampa de nuestro Primer Terminal Aéreo, el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, en el Callao, Perú.

Mujer líder de una conocida familia de aviación y en ese momento recordamos, que cuando viajó al cielo dejó en nuestros corazones un vacío y los sueños con sus mensajes y consejos, que nos acompañan toda la vida, fue una pérdida irreparable de quien fuera esposa, madre y ejecutiva ejemplar.

Con una personalidad carismática, supo como Gerente de Aeropuerto de una conocida línea aérea nacional, desempeñarse en la atención de miles de turistas que acudían al counter de esta empresa de aviación, que querían transportarse a distintos puntos del país y a las enigmáticas Líneas de Nasca.

En nuestra asistencia a nuestras oficinas de la Sala de Prensa del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, que luego en 1998 la Unión de Periodistas de Aviación del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez (UPA), le pusiera el nombre de su padre Joaquín Palacin Romero, visitabamos y saludabamos a Cristina Palacin Fernández, que era una personalidad muy conocida y querida en nuestro Primer Terminal Aéreo y que es parte de la familia Palacin, que escribió las páginas más hermosas desde 1975 al 2010 en la historia de la Aviación Civil y del Derecho Aéreo peruano.

La Unión de Periodistas de Aviación del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez (UPA), de mi presidencia, que ha escrito a través de la Revista «Aeropuerto» los hechos y la historia del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez desde 1965 y antes del Aeropuerto de Limatambo, quiere en este 24 de julio del 2020 rendir homenaje a Cristina Palacin Fernández, que exactamente hace 23 años desde el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez viajó al cielo, es decir hacia la eternidad en un viaje sin retorno, pero con la esperanza de ese reencuentro mágico que tendremos todos cuando emprendamos la misma hoja de ruta a encontrarnos con Dios.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here